La estrella que nunca brilló.

Cuando, con solo 24 años, tu carrera como futbolista corre un peligro muy serio de acabarse prematuramente, solo puede ser por dos motivos: o no has dado la talla jamás, lo cual convierte en razonable el hecho de que no seas, precisamente, la primera opción de equipos de mayor...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies