Fútbol gris y tres puntos

Hasta la expulsión de Gabriel Paulista al borde del descanso, tras un rifirrafe con el siempre pendenciero Diego Costa, el derby de Londres estaba siendo una lucha constante en la que el dominio de balón se alternaba entre blues y gunners, quienes empezaron asediando al Chelsea...