Humor y videojuegos.

Kinect, útil para detectar y combatir el autismo

No es la primera vez que decimos que los videojuegos han dejado de ser sólo el negocio del entretenimiento. La tecnología ha permitido servirse de las consolas para practicar deporte o controlar nuestra dieta. La noticia de hoy nos alegra especialmente en este sentido.

Según un estudio de la Universidad de Minesota, la herramienta de XBOX 360, Kinect, puede servir para algo más que para hacernos sudar o para no estar quietos en casa. Concretamente, el sensor de movimiento de la consola de Microsoft puede llegar a detectar más fácilmente los índices de autismo en niños.

Kinect es un sensor de movimientos que permite que nuestro cuerpo sea el mando

Kinect es un sensor de movimientos que permite que nuestro cuerpo sea el mando

Aunque nosotros lo hemos descubierto a través de Eurogamer, The New Scientist es la fuente principal de la noticia. Los investigadores de dicha universidad han instalado este periférico en un aula con niños de entre tres y cinco años para captar sus movimientos.

Señales como la hiperactividad o la excesiva calma son indicadores comunes del autismo en estas edades y cuanto antes se llegue a detectar, más fácil será combatir la autoexclusión que provoca este trastorno

Esta herramienta de Xbox 360 permite, además de jugar con tu cuerpo, hacer deporte y mejorar tu estado físico

Esta herramienta de Xbox 360 permite, además de jugar con tu cuerpo, hacer deporte y mejorar tu estado físico

Diagnosticar un caso de autismo no es sencillo. Requiere de muchas horas hasta que se da con el problema de manera certera. Por eso, desde la Unviersidad de Minesota, se considera tan importante recurrir a este sistema como fórmula complementaria a la observación de un experto.

La idea no es reemplazar el diagnóstico, sino ofrecerlo a todo el mundo” aclara el investigador Guillermo Sapiro.  «De la misma forma que un buen profesor detectaría el problema, el sistema lo hará automáticamente y dirá, ‘ey, este niño necesita ver a un experto’.»

Kinect no sólo serviría para descubrir mucho antes los casos de autismo sino para los problemas en el lenguaje o la limitación visual

Kinect no sólo serviría para descubrir mucho antes los casos de autismo sino para los problemas en el lenguaje o la limitación visual

Pero el uso terapéutico de Kinect no se queda ahí. Estos expertos, que durante estos días presentan su proyecto en la Conferencia Internacional de Robótica y Automatización (IEEE 2012), creen que podría servir para detectar problemas relacionados con el lenguaje o las limitaciones en el campo visual.

¿Qué os parece a vosotros el uso de los videojuegos como fórmula terapéutica? ¿En qué otras áreas de investigación pensáis que se pueden aplicar los videojuegos? 

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.