Gabi Iancu pide el hueco dejado por Keserü Foto: Fanatik.ro

Gabi Iancu pide el hueco dejado por Keserü
Foto: Fanatik.ro

La liga en Rumanía, como suele pasar habitualmente, es cosa especialmente del Steaua de Bucarest. Está claro que el equipo de la capital está entre los más grandes de su país y suele marcar la lucha por el título, no en vano ha ganado las dos últimas competiciones domésticas y suma ya 25 títulos de Liga I, siendo el equipo que más veces la ha ganado, solo seguido por su máximo rival, el Dinamo Bucarest que lo hizo en dieciocho ocasiones.

Esta campaña no ha cambiado demasiado el panorama. Los de Ghencea líderes a cinco puntos del Petrolul, y parece que tienen bastante encarrilada la temporada, o eso creíamos. Y es que en los países del este de Europa, al igual que ocurre muchas veces con las competiciones sudamericanas, los equipos suelen cambiar bastante sus plantillas de una fase a otra del campeonato. Suelen ser ligas con no demasiado poder adquisitivo que suelen perder a los jugadores más destacados ante equipo con mucho más potencial presupuestario. Y el Steaua, pese a ser probablemente el club más grande de Rumanía, no es una excepción.

En este mercado de invierno ha sufrido bajas importantísimas que podrían pasar factura en la competición por la liga como es el caso de Sanmartean, un jugador que ponía imaginación y visión de juego desde tres cuartos al juego del equipo rumano o Szukala, quizás el mejor central del equipo, que tanta presencia imponía en el juego aéreo tanto en defensa como en ataque. Los dos jugadores cogieron el mismo avión rumbo a Arabia Saudí para jugar en el Al-Ittihad. Y por si esto fuera poco, no solo han sufrido los rumanos la baja de estos dos pilares en su juego sino que también han perdido a su goleador, máximo anotador hasta ahora de la Liga I en Rumanía, Claudiu Keserü que se ha marchado a Qatar.

Pero lamentarse no sirve de nada, la competición ha empezado y hay que buscar soluciones. Por suerte para los militares en el equipo siguen futbolistas como Raul Rucescu, cedido por el Sevilla FC y que aporta además de goles un juego combinativo entre líneas muy importante para el equipo. Continúa el siempre intenso y veloz Chipciu y en el mercado invernal ha llegado para reforzar el ataque Marius Tucudean, cedido por el Charlton inglés. Además el líder cuenta con Adi Popa, un extremo con bastante rapidez y gol que incluso jugó prácticamente como punta este último partido.

Desde el parón se han jugado dos partidos, con una derrota y un empate, aunque lo más llamativo es que no han conseguido anotar ni un solo gol. Sin embargo, la solución para el Steaua podría estar en casa. Hablamos de Gabriel Iancu (15 de abril de 1994, Rumanía).

Este joven delantero, además de heredar el número 9 del cuadro rumano, podría heredar ese puesto dejado por Keserü si Gâlcă lo ve preparado. Se trata de un delantero con remate, aunque no aún al nivel de su antecesor, pero con unas condiciones muy buenas para jugar en el ataque. Además de un buen remate de cabeza, posee un muy buen disparo con su pierna izquierda, incluso desde media distancia, con potencia y precisión que incluso le permite ejecutar los libres directos.

Con el balón en los pies no es nada torpe, bien en la conducción e incluso el regate, aunque donde de verdad aparecen sus virtudes es en el remate. Hay que decir también que a veces peca de precipitarse en sus acciones, de buscar el remate muy forzado cuando quizás podría asegurarlo más o no ver a compañeros en mejor posición (un defecto relativamente común en delanteros finalizadores), pero sus cualidades son bastante buenas y con la edad y la experiencia podría mejorar.

Su importancia con el Steaua en liga a sus 20 años, está siendo mínima, pues solo ha jugado dos partidos como titular, aunque ha saltado otras cinco ocasiones a jugar unos minutos desde el banco. En esas participaciones ha conseguido anotar un gol. En copa solo ha disputado un partido en el que anotó un hat-trick y entre las previas de Champions League y posteriormente Europa League solo ha jugado dos partidos como titular, anotando un nuevo tanto.

Esta puede ser la oportunidad de aparecer en su equipo y de tomar esa responsabilidad del gol a pesar de su juventud. Steaua podría encontrar en él al goleador deseado que tome el relevo de Keserü. La lucha por la Liga I ha comenzado.

[youtube height=»HEIGHT» width=»WIDTH»]https://www.youtube.com/watch?v=LlkKrmMFUZU[/youtube]