Diego Rolán corre a disputar un balón Foto: embajadoresdelgol.com

Diego Rolán corre a disputar un balón
Foto: embajadoresdelgol.com

Cuando solo llevamos disputadas cuatro jornadas, y aunque probablemente muchas cosas cambien con el paso de las jornadas, la Ligue 1 nos deja una «sorpresita» en este inicio con el liderato del Bordeaux que pocos esperaban. Lo cierto es que al PSG le ha costado algo arrancar, habrá que ver si la goleada al Saint-Étienne tiene continuidad en los resultados para asaltar el liderato, ya que de momento los parisinos se sitúan en segunda posición. También andan por ahí el Lille o el Olympique de Marsella, que aun con un comienzo titubeante está bien colocado en cuarta posición. Sin duda, buena culpa de esta sorprendente primera posición está también en que equipos llamados a pelear por estar en lo más alto, como AS Mónaco u Olympique de Lyon han tenido un inicio de temporada de lo más pobre, en el caso de los monegascos, más aun, pues llamados a hacer grandes cosas en Francia, parece que esta temporada se han desinflado un poco, han perdido a Falcao a última hora y no creyeron conveniente reforzarse.

Todo esto nos deja como líder al FC Girondins de Bordeaux, un equipo bastante compacto en este comienzo, que ha tenido hasta once nuevas incorporaciones. Curiosamente se trata de uno de los clubes con las plantillas más jóvenes de la Ligue 1 solo por detrás de otros como Mónaco, Marsella, O. Lyon o Toulouse. De hecho, de los once fichajes que han realizado más recientemente, solo tres de ellos superan los 23 años (26 el más «veterano»). ¿Cómo juega y qué propone este Bordeaux?

En la portería no hay novedad con respecto al año pasado. El guardameta Carrasso, que es junto a Planus y Plasil el más veterano del equipo, sigue siendo quien defiende la portería del cuadro galo. En la pareja de centrales repite el senegalés Lamine Sané, que también fue fijo la pasada temporada, mientras que su pareja es el recién llegado Nicolás Pallois, sustituto de Lucas Orbán tras la salida del argentino rumbo al Valencia CF. Las alternativas desde el banco son un hombre con dilatada experiencia como Marc Planus y el joven Tiago Ilori, prometedor central portugués que llegara este verano cedido por el Liverpool.

En los laterales, la cosa está más movida. El derecho de momento es propiedad del brasileño Mariano, que fue quien lo ocupó durante la temporada pasada, aunque también hemos podido ver por ahí a Faubert, al que muchos recordarán especialmente por su anecdótico paso por el Real Madrid. En el zurdo por otra parte, se encuentra uno de los fichajes más llamativos de la escuadra francesa, el de Diego Contento, cedido por el Bayern Münich. Todo hace indicar que será uno de los protagonistas principales en el lateral, aunque en estas primeras jornadas se ha repartido minutos con el joven Poundjé, al que Willy Sagnol ya utilizó bastante el año pasado.

Sertic durante un partido con el Girondins Foto: www.beinsports.fr

Sertic durante un partido con el Girondins
Foto: www.beinsports.fr

Ya en el centro del campo, Gregory Sertic es el encargado de equilibrar al equipo. Ya fue uno de los intocables el año pasado, después de toda la vida ligado al Girondins, y este año seguirá siéndolo si todo continua como en estas primeras jornadas. Curiosamente, en una apuesta muy ofensiva el compañero de Sertic en la medular está siendo Wahbi Khazri. Y decimos curiosamente porque Khazri, más allá de haber llegado este año procedente del Bastia, es extremo izquierdo. Un jugador de velocidad, de potencia, muy apto para jugar al contragolpe y al que no se le da mal la llegada a portería. Quizás sea esa potencia la que ha incitado al técnico a probarlo en el mediocentro, pero parece una solución definitiva e incluso ya ha anotado un gol. Este cambio de posición se debe a que otro de los fijos para Sagnol, como lo están siendo Sertic y Khazri, es Maurice-Belay en el extremo zurdo. Con menos gol que Khazri pero también desequilibrante, fue un fijo el año pasado y parece que el técnico ha abogado por esa continuidad.

Por la derecha lo normal es ver a Faubert por delante de Mariano, mientras que en la mediapunta, el nombre propio es Diego Rolán. El uruguayo de 21 años, es extremo derecha pero se desenvuelve bien en todas las posiciones de ataque. Sagnol lo viene usando en una posición más liberada, con movilidad por detrás del delantero, con mucha facilidad para incorporarse al área dada su velocidad, y el internacional uruguayo está respondiendo con goles, ya son tres en cuatro jornadas. La alternativa a la mediapunta y que haría a Rolán pasar al extremo derecho como ya ha ocurrido en algún partido o incluso jugar más arriba, es el marroquí Younes Kaabouni que va cogiendo peso a sus 19 años. Por delante, el argentino con pasaporte italiano Emiliano Sala, que ha marcado muchos goles en otras categorías pero al que de momento se le resiste un poco la Ligue 1 aunque se estrenó con un penalti ante el AS Mónaco en la victoria 4-1 del Bordeaux. No es la única alternativa, pues también está jugando bastante Cheick Diabaté, que ya lleva dos goles en liga en tres partidos jugados y que, en caso de que Sala no termine de traducir su juego en goles podría ir adquiriendo más protagonismo.

En definitiva estas son las armas de Willy Sagnol para conquistar la Ligue 1. La teoría, lo lógico, sería que el Bordeaux no pudiera mantener tanta regularidad y que se acabe imponiendo la calidad y la multimillonaria plantilla del PSG. Puede que sea lo que pase pero, ¿desde cuándo el fútbol es lógico? Veremos si son capaces de mantener este rendimiento cuando dejen de ser esa «sorpresa».