El joven delantero se ha hecho este año con la titularidad

El joven delantero se ha hecho este año con la titularidad
Foto: telegraphng.com

Hoy vamos a hablaros de un joven futbolista que debutó en la Jupiler Pro League la temporada pasada, pero que ha visto como su fútbol explotaba este año afianzándose como titular en su equipo y consiguiendo hasta quince goles de todas las facturas.

Hablamos de Imoh Ezequiel, nacido el 24 de octubre de 1993 en Lagos, Nigeria. Este joven delantero de 19 años ha despuntado sobremanera este año en la liga Belga jugando en las filas del Standard Liege.
La verdad es que los «Rouches» son un equipo muy joven, que tiene muchos jugadores con poca experiencia pero futbolísticamente muy interesantes. Es el caso de Paul-Jose Mpoku (21), del japonés Kensuke Nagai (24), de Batshuayi (19), compañero del nigeriano en la delantera y por supuesto, es el caso de Imoh Ezequiel.

Comenzó jugando en 36 Lions, un equipo de su país natal donde mostró sus cualidades y llamó la atención del puntero equipo belga. En el mercado invernal del año pasado llegó como cedido. Tras jugar unos pocos partidos y marcar un gol, el Standard Liege confió en él, le firmó un contrato de más duración y el joven delantero ha respondido a esa apuesta con fútbol y goles esta temporada.
Se trata de un futbolista cuya principal característica es la velocidad. Es un jugador muy veloz en carrera, al que es realmente fácil lanzar balones en profundidad para dejarlo solo ante el portero o que hace daño cayendo a bandas y abriendo el campo para después trazar peligrosas diagonales.

 

La velocidad en carrera, su principal arma

Es un jugador diestro, con buena potencia y mucha precisión en sus disparos. Aunque va bastante bien en el remate de cabeza y la anticipación con su 1.78 de altura, no se trata de un delantero especialmente rematador. No es un jugador al que buscar con balones al área para que los remate y los convierta en goles, pues su juego está siempre más enfocado al fútbol con espacios, ataques rápidos y letales contragolpes.

Sin grandes alardes, es un jugador hábil con el balón, capaz de desequilibrar a su defensor si es necesario pero además posee una característica muy buscada en un delantero y es la de estar en el sitio oportuno en el momento oportuno. Esto no es tanto por su instinto o su olfato goleador sino por su gran velocidad, que le permite alcanzar antes que nadie posiciones de remate, acudir al rechace y anticiparse al rival con cierta facilidad. En su club ha jugado en numerosas ocasiones escorado a una banda para aprovechar su entrada por sorpresa.

Con dieciseis goles este año, ya ha llamado la atención de otros clubes en ligas más poderosas que la belga aunque de momento su futuro pasa por el Standard Liege. El futbolista nacido en Nigeria ya ha rechazado la llamada de las águilas verdes y pretende obtener la nacionalidad belga, defender la camiseta de dicho país e incluso ir, si es posible, al Mundial de Brasil 2014 para terminar de apuntalar esa fabulosa generación de futbolistas que llegarán a formar la selección belga a corto plazo, liderados por el futbolista del Chelsea, Eden Hazard.

[youtube height=»HEIGHT» width=»WIDTH»]http://www.youtube.com/watch?v=Z2nuWSdZSHs&feature=youtu.be[/youtube]