Bielsa en un entrenamiento/ www.om.net

Tras muchas vueltas y revuelos sobre si ‘El Loco’ sería nuevo entrenador del Olympique de Marsella, fue el presidente de la entidad francesa el que habló de un principio de acuerdo con Marcelo Bielsa antes de que acabara la campaña anterior. Fue después de un empate ante el Lille, cuando Vincent Labrune anunció “un principio de acuerdo” con Bielsa. Se hablaba de compatibilidad de ambas partes tanto de directiva como del entrenador, para iniciar un proyecto. El ‘Loco’ iba a sustituir como entrenador del equipo a Jose Anigo, que ocupa el puesto de manera interina desde el despido el pasado mes de diciembre de Elie Baup.

El propio Anigo, que es además director deportivo de la entidad y por tanto responsable de fichajes, ya había avanzado en varias ocasiones que era optimista con la posibilidad de contar con Bielsa para tomar las riendas del equipo la próxima temporada. Y así se hizo, este verano empezó a rodar la ‘era Bielsa’ en el Vélodrome.

No es tarde para recordar a modo resumen la trayectoria de Marcelo Bielsa: entre sus etapas más ilustres destacamos, que fue seleccionador de la ‘albiceleste’(1998-2004) y de Chile (2007-2011). Antes de llegar al Marsella había tenido como último club el Athletic de Bilbao (2011-2013), al que clasificó para la final de la Europa League y la Copa del Rey en la temporada 2011-2012. Bielsa era uno de los candidatos para dirigir la ‘Albirroja’, para el proceso Copa América 2015 y las eliminatorias al Mundial de Rusia 2018, pero finalmente se decantó por el proyecto tan ambicioso que le ofrecía el Olympique de Marseille.

Pues bien, llegó el día y el 2 de Mayo de este año, el Olympique hizo oficial la contratación de Marcelo Bielsa para las dos próximas temporadas. Bielsa era la opción preferida por el presidente del OM, tras haber descartado al portugués André Villas-Boas, ex-entrenador de Chelsea y actualmente dirigiendo al Zenit en San Petersburgo.

El argentino se encontraba sin contrato desde que saliera del Athletic, equipo al que hizo finalista de Europa League y de Copa del Rey, como he mencionado con anterioridad, en el que pasó dos temporadas.

Y llegó el verano, y Bielsa se puso manos a la obra en el Vélodrome. En Marsella veían la contratación de ‘El loco’ con mucha confianza e ilusión, ya que es un entrenador que ha cosechado grandes temporadas en muchos de los equipos en los que ha estado y sobre todo lo ha hecho practicando un fútbol excelente, que recuerda al fútbol que practicaba el Barcelona en los gloriosos años que lo dirigió Pep Guardiola.

Bielsa no dio una rueda de prensa hasta bien casi empezada la liga francesa. Se dedicó toda la pretemporada a hacer funcionar al equipo y 2 días antes del estreno liguero se puso delante de los medios de comunicación a responder todas las preguntas que le hicieran los periodistas. Entre lo más destacado, vamos a extraer este fragmento que le contesto Bielsa a un periodista contestando a la pregunta de porque eligió el Marsella si no tenía posibilidad de jugar en Europa esta temporada.  Bielsa: “Por los jugadores que tiene, porque para los que amamos el fútbol dirigir algún partido con el Velodrome lleno es una ilusión, porque interpreto que Marsella es una ciudad con mucha diversidad y mi oficio es justamente ese: darle dirección única a la diversidad de expresiones que tiene un plantel. Me pareció una experiencia muy enriquecedora ver cómo funciona Marsella.” Afirmó el técnico argentino.

Se habló mucho de cómo haría jugar a Batshuayi y a Gignac, dos jugadores que juntos y gestionándolos correctamente pueden hacer que el Marsella cuaje una buena temporada.

Bielsa tiene la intención o al menos eso planteó hace 4 semanas de hacer jugar a los dos juntos. Esto dijo cuando le preguntaron si plantearía un esquema táctico haciendo jugar a ambos delanteros centro: “Mi idea ofensiva es jugar siempre con dos jugadores por la derecha, dos jugadores por el centro y dos jugadores por la izquierda. Normalmente los atacantes que juegan por el centro son un delantero y un volante creativo. Cuando juegan dos delanteros y un volante creativo es a costa de debilitar el juego de banda. Yo creo mucho en la figura del volante ofensivo central y en el juego por los costados, lo que no quiere decir que en algún momento la decisión sea sacrificar juego por los costados o creación por el centro, y jugar así con dos hombres fijos de punta.” Batshuayi es un jugador joven a la par que interesante, fue fichado esta temporada procedente del Standard de Lieja para demostrar que de verdad a sus 21 años está preparado para demostrar a Europa que es un jugador válido para una gran liga como la ‘Ligue 1’. Veremos cuál será su rendimiento a final de temporada. Desde luego Michy Batshuayi es un jugador bastante interesante que ha destacado en el Standard de Lieja marcando 21 goles en 38 partidos en la liga belga. Es un jugador bastante rápido, con bastante movilidad, aspectos que le benefician al jugador y a su equipo por la cantidad de ocasiones de peligro que puede generar. Si Bielsa es capaz de gestionarlo con acierto, puede realizar una sensacional campaña.

Este sería el once y el esquema por el que apostó Bielsa en un principio, aunque con el inicio de la Liga decidió cambiar de estilo. Y la verdad que acertó con el cambio porque está obteniendo excelentes resultados.

XI: Mandanda;Morel, Nkoulou, Sparagna; Mendy, Imbula, Dja Djedje; Alessandrini, Payet, Thauvin; Gignac

Olympique-de-Marsella-formation-tactics

Once inicial por el que apostó Bielsa en un principio/ www.marcadorint.com

 

 

En pretemporada el Marsella jugó contra equipos de nivel como el Bayern Leverkusen o el Benfica. En ambos repitió el mismo once titular. Un once cuyo esquema varió durante el transcurso del partido ante el Leverkusen, pero que luego ya no modificó ante el Benfica. Bielsa empieza a trabajar con un dibujo táctico catalogado como un 3-3-3-1 en el que destaca el rol de los centrales (el joven Mario Lemina ejerce como líbero, Romao como central derecho y Lucas Mendes como central izquierdo). Dentro de esa defensa de tres centrales, tanto Romao como Mendes trabajan con marcajes individuales y cada uno se encarga de cubrir a uno de los delanteros rivales: en el caso del Benfica, uno seguía a Lima y el otro a Derley.

Hablando del Batshuayi, el ariete belga salió desde el banquillo en ambos partidos y consiguió ver puerta. Buena noticia para el belga ante equipos de un nivel considerable. El Marsella se caracterizó por rápida circulación de balón con dinamismo y fluidez, donde los 4 de arriba estuvieron en un intercambio de posiciones constante, pero por otra parte dejo dudas en defensa.

Después de una pretemporada bastante buena, empezó a generar dudas los dos primeros partidos con empate y derrota respectivamente. Pero a partir de la tercera jornada empezó a despegar jugando un buen fútbol y con un Gignac estelar, anotando 8 goles en 7 partidos, actualmente ‘pichichi’ por delante de Zlatan Ibrahimovic. La pretemporada fue estimulante para el Olympique de Marsella, el arranque oficial de la temporada generó más dudas que aciertos y luego el equipo ha sido capaz de encadenar cinco victorias consecutivas.

Victorias, además, convincentes, con buen juego: 0-1 al Guingamp, 4-0 al Niza, 1-3 al Evian, 3-0 al Rennes y 0-5 al Reims. Lo más relevante es que Bielsa ya ha encontrado tanto su esquema táctico como su once tipo: un 4-2-3-1 con Mandanda; Dja Djedjé, Nkoulou, Morel, Mendy; Imbula, Romao; Thauvin, Ayew, Payet; Gignac. Y con jugadores como Batshuayi esperando su oportunidad desde el banquillo, con capacidad para intenta resolver partidos en tramos donde estén atascados.

OM-formation-tactics

La verdad es que este Olympique tiene muy buena pinta, y evidentemente uno de los objetivos es quedar entre los 3 primeros para poder jugar la temporada próxima en la Champions League, que la verdad potencial no le falta. En las manos de Bielsa está saber gestionar los jugadores y el potencial y talento del que dispone en su plantilla. Veremos cómo evoluciona este nuevo Olympique, y veremos lo lejos que llega Bielsa en este primer año como entrenador, de momento ha empezado con buen pie, veremos como acaba el año I de la era Bielsa.