Sergiu Bus en un partido con el CSKA Sofía Foto: infoziare.ro

Sergiu Bus en un partido con el CSKA Sofía
Foto: infoziare.ro

Hoy nos vamos a ir hasta Bulgaria, hasta la A PFG que la temporada pasada dominó de principio a fin el Ludogorets, con un equipo muy completo que sacó un gran rendimiento a todos sus componentes. Y nos vamos hasta allá con el afán de contaros las más variadas historias del fútbol mundial, porque este año les ha salido un serio competidos a las águilas de Razgrad y ese es el CSKA de Sofía.

Y no es novedad, porque aunque el año pasado la lucha por la liga la mantuvieron casi todo el año Ludogorets y Litex Lovech, el CSKA Sofía acabó mostrando regularidad, claramente potenciada por su solidez y la dificultad que siempre encontraba el rival para penetrar su sistema defensivo. Gracias a esto acabó encaramándose a la segunda plaza en la recta final.

Y eso que esta temporada ha sufrido alguna que otra baja importante, como la del que fue el cancerbero titular la temporada pasada, el internacional Argelino M’Bolhi (28), que tras el buen Mundial con su selección se marchó libre a la MLS. No obstante, el cuadro búlgaro se ha reforzado bien. La baja de M’Bolhi la ha suplido con el checo Jakub Divis (28), procedente del Mlada Boleslav y aunque es cierto que con las bajas de Mendy (34) y Faug-Porret (26) ha tenido que cambiar su defensa, los veteranos Popov (31) y Valentin Iliev (34) han ayudado a mantener la solidez del año pasado, apoyados especialmente por el ucraniano Prychynenko (22) y el croata Kukoc (24), procedente del Brescia italiano.

Y una vez que mantienes la solidez que te llevó a la zona alta la temporada anterior, la clave era potenciar el ataque de cara al nuevo año y hay que admitir que la renovación ha sido completa. Incluso el veterano delantero búlgaro Emil Gargorov (33), máximo goleador del equipo la temporada pasada, se marchó a jugar a China.

El portugués Tony Silva (21) o un viejo conocido de la afición española como Sunny (26), que jugó en Betis o Numancia entre otros, son algunos de los fijos este año en el equipo búlgaro. Y otro de los que siguen con respecto a la temporada pasada es el joven Karachanakov (22) un futbolista bastante rápido, que aunque con algunos fallos importantes durante los partidos que hacen que no sea un jugador de mayor nivel, posee un disparo temible y ya ha marcado algún que otro golazo de libre directo en el A PFG.

La renovación se ha dado como decimos en la delantera, donde no repiten ninguno de los atacantes del año pasado. Las alternativas ofensivas recaen en Alves (26) que ya lleva tres goles en seis partidos, Joachim (28), que llegó procedente de la Eredivisie y la joven promesa rumana Sergiu Buș (21) en quien nos vamos a detener.

Y es que es principalmente el delantero rumano quien ha cambiado la cara del ataque para el conjunto búlgaro. Sergiu Florin Buș ha llegado esta temporada al CSKA Sofía tras marcar nueve goles en el modesto Corona Brasov de Rumanía y ya cuenta siete goles en los nueve partidos de liga que ha jugado en la capital búlgara. Se trata de un delantero con cierta envergadura (1,85m) pero bastante ágil y que no es nada lento, de hecho es un jugador rápido en carrera.

Además de tener un potente disparo con la derecha y movimientos y desmarques de lo más interesantes, se trata de un delantero que domina el juego aéreo y que tiene un buen remate. A sus 21 años resulta realmente prometedor y aunque el nivel de la liga búlgara no es especialmente alto, sus cifras, de seguir así, no pasarán inadvertidas para algún equipo mayor y sus movimientos son realmente útiles a los compañeros. Quizás le falta mejorar la definición en ciertas ocasiones, pero es un jugador de muy buen nivel para el CSKA donde está mostrando un gran rendimiento, y de seguir así, demostrará poder jugar en alguna liga superior.

En definitiva, un CSKA Sofía mucho mejor ofensivamente que el año pasado, que ya planta cara al Ludogorets en la A PFG. ¿Será capaz de aguantar la presión rival en el campeonato de la regularidad? De momento son líderes a cuatro puntos del segundo, y la eliminación europea en la previa de UEFA Europa League ante el Zimbru les ha hecho pensar solo en la liga. El tiempo y Sergiu Buș decidirán a favor o en contra de su lucha por el título.