Cuando oigo la frase ‘históricos de Italia’, me vienen a la cabeza conjuntos como Inter de Milán o AC Milán, dos equipos que se encuentran en un proceso de reconstrucción integral como todos sabemos. En el caso del AC Milán, Jorge González nos contó en un artículo como se busca este proceso de reconstrucción a través de Mihajlovic en el post: ‘Mihajlovic busca la resurrección rossonera’. Pero hoy os voy a hablar de las bases del Inter de Milán del presente y sobre todo del futuro.

Desde la dirección técnica neroazzurra se busca devolver al Inter de Milán al lugar que le corresponde. Devolver la ilusión y las ganas de fútbol y la hambre de títulos a los interistas, en definitiva volver a reinar. Atrás ha quedado aquel equipo dirigido por José Mourinho que consiguió alzar la ‘orejona’ en el Bernábeu ante el Bayern Munchen y practicar un fútbol directo y que dio grandes resultados. Pero desde que el conjunto interista consiguiera la tan ansiada Champions todo entró en una espiral negativa, donde decayó el club no solo a nivel de competición sino tambien a nivel deportivo e institucional hasta llegar a lo que es el Inter hoy en día: un equipo sin identidad cuyo mayor objetivo era entrar en Europa League, objetivo que por poco no se consigue.

Ahora que el club parece que pasa por un momento, al menos puntual, de estabilidad institucional y deportiva, es hora de centrarse en un proyecto ambicioso a largo plazo donde el Inter de Milán pueda volver a ser lo que fue. Bien, a nivel de fichajes, en mi opinión creo que la dirección técnica esta comprando con bastante acierto. Fichajes como el de Martín Montoya (FC Barcelona), João Miranda (Atlético de Madrid) o Geoffrey Kondogbia (AS Mónaco) entre otros, demuestra que apuestan por activos que aporten una mezcla de juventus, experiencia y mucha ambición y hambre.

Martín Montoya será una de los jugadores con los que podrá contar Roberto Mancini de cara a la próxima temporada. (FOTO: www.gettyimages.es)

Una de las partes en las que más ha sufrido en Inter en los ultimos años, por fin ha sido bien reforzada con las contrataciones de Montoya y Miranda (anteriormente mencionados) además de la incorporación del colombiano Jeison Murillo, ex-jugador del Granada. Zaga a la que se le puede añadir jugadores como Ranocchia, Juan Jesús, Vidic o Andreolli. Creo que Mancini tiene suficientes jugadores como para cubrir todos los puestos de la defensa con creces, sin tener que sufrir en tramos importantes de la temporada, podríamos estar hablando de dos jugadores por puesto, como mínimo.

En cuanto a la medular, las incorporaciones han sido menores, solo la contratación de Geoffrey Kondogbia (AS Mónaco) para dar descanso a Medel en la medular. Si Mancini es consciente de que tiene un medio del campo con mucha calidad y talento puede hacer grandes cosas, contar con jugadores como Brozovic, Medel, Kondogbia, Kovacic… jugadores algunos jóvenes pero con mucha experiencia y muchas ganas de hacer algo grande con un histórico como el Inter de Milán. Justamente lo que mencionaba anteriormente de jugadores jóvenes, con experiencia y ambición.

Y finalmente en cuanto a la delantera, está formada por Shaquiri, Puscas, Mauro Icardi y Rodrigo Palacio. Creo que van a formar en punta con total seguridad Shaquiri y Icardi, el primero por la gran movilidad y los espacios que genera que le pueden dar un gran rendimiento a Icardi, y el segundo pues que creo que no hacen falta explicaciones, 18 goles de la Serie A la temporada pasada lo avalan. En mi opinión creo que deberían hacerse con los servicios de un delantero con algo de experiencia y que pueda ser resolutivo. Se habla de cierto interés por Pedro Rodríguez (FC Barcelona) o Cedric Bakambu (Bursaspor). Este segundo aunque resulte menos mediático, anotó 21 goles en 39 partidos que disputó en el fútbol otomano.

La directiva está poniendo todos sus esfuerzos para perfilar el Inter del presente y del futuro. En los próximos meses veremos donde han acabado todos estos esfuerzos y si estos esfuerzos y el trabajo han dado sus frutos.