Abner posa con la camiseta de Brasil en el estadio del Coritiba Foto: doentesporfutebol.com.br

Abner posa con la camiseta de Brasil en el estadio del Coritiba
Foto: doentesporfutebol.com.br

A todos aquellos a los que os guste el scouting, por supuesto relacionado con el fútbol, y que seáis apasionados de seguir jugadores u observar jóvenes promesas que creéis que llegarán a ser futbolistas importantes, seguro que no os perdéis eventos como los mundiales y competiciones internacionales en categorías inferiores.

En estas últimas fechas han tenido lugar varias competiciones clasificatorias de cara al próximo mundial Sub’17 que se disputará en los Emiratos Árabes Unidos. Una de ellas ha sido el Sudamericano de la categoría, celebrado en Argentina. Países como Venezuela, Brasil, Argentina, Paraguay, Uruguay, Perú, Bolivia, Chile, Ecuador o Colombia se dieron cita con sus jóvenes promesas para decidir cuales de ellos irán hasta Asia para hacerse con la copa del mundo.
Un evento en el que se dieron a conocer jugadores que han llegado a la élite como fueron en su momento Cesc Fabregas o Toni Kross por nombrar alguno.

Es realmente complicado ver a un futbolista de estas edades y saber con certeza que llegará a ser profesional o que tendrá un gran rendimiento en el futuro, pues depende de muchas cosas. Está el entorno que le rodea, su comportamiento para llevar una vida apropiada a un jugador profesional, su carácter y su fortaleza psicológica para afrontar la posible fama, la presión o la ansiedad, un buen asesoramiento e incluso la suerte con posibles lesiones y decisiones que tome en su carrera.
En definitiva, es casi imposible saber si un jugador, por más cualidades que tenga, llegará a ser lo que apunta desde tan joven. Pero también habría que decir, que aquel que muestra grandes cualidades a estas edades tiene más posibilidades de llegar a ser lo que se espera de él que alguien que no destaca del resto.

Uno de estos jugadores destacados es Abner Felipe Souza de Almeida, que ha dejado destellos de calidad en el Sudamericano Sub’17 con sus carreras y acciones en la banda izquierda de Brasil. Se trata de un lateral izquierdo que juega en las categorías inferiores del Coritiba.
Es el típico lateral o carrilero brasileño, muy ofensivo y decisivo en sus subidas por la banda que crean superioridad a la hora de atacar y sorprender a la defensa contraria.

Abner es un jugador rápido, con muy buen manejo del balón y mantiene esa velocidad incluso conduciendo el esférico. Sube incansablemente la banda una y otra vez, doblando al volante ofensivo y bajando a posiciones defensivas una vez termina la acción pero la confianza en su habilidad hace que no solo apoye las jugadas por el costado sino incorporándose por dentro a la zona de mediapunta y asistiendo a sus compañeros.
Su resistencia, ofreciéndose constantemente en el ataque de la Sub’17 brasileña ha hecho que destaque, como con las asistencias a los compañeros. Y más aún en una categoría donde los jugadores suelen no terminar los partidos bien a veces, con numerosos calambres debido al esfuerzo.

A pesar de ser un carrilero al estilo que tanto gusta en Brasil, en el Sudamericano sub’17 lo hemos podido ver en una defensa de cuatro. Cabe destacar que Abner es incluso un año más joven que la mayoría de sus compañeros y rivales, por lo que sus cualidades son aún más destacadas. Lo hemos podido ver llegando casi a línea de fondo para centrar, combinando como un centrocampista más a la hora de elaborar, regateando contrarios e incluso llegando al área para disparar. Incluso consiguió anotar un tanto ante Bolivia, consiguiendo el 3-1 final, aunque antes ya había dado la asistencia del 2-1 para decidir el partido.

En su contra está los tradicionales defectos de ser un lateral tan ofensivo, y son los huecos que deja con sus subidas obviamente, que debe tener al central o mediocentro defensivo (el zaguero en el caso de la canarinha) muy atento a las coberturas. Es un jugador que aunque tiene mucha calidad al hacerlo, sube una y otra vez la banda, lo cual suma mucho ofensivamente pero deja cojo al equipo en caso de recuperación de balón rival.
Aún así, es un jugador de lo más interesante, y con tan solo 16 años se le augura un futuro excepcional si continúa con una progresión normal. Ya ha disputado incluso el torneo Esperanzas de Toulon con Brasil Sub’20, lo que a su edad es todo un hito. Media Europa pelea por él y con razón, su futuro se escribe con letras de oro.

[youtube height=»HEIGHT» width=»WIDTH»]http://www.youtube.com/watch?v=ESuKyQ4PTeM[/youtube]