Adrián Ramos con la camiseta del América de Cali (Foto: www.futbolred.com)

   Todos hemos oído historias de cómo grandes jugadores pudieron quedarse en el camino hacia la élite futbolística por motivos físicos, económicos o familiares. El más destacado es sin duda Leo Messi con sus ya sonados problemas hormonales que afectaban al crecimiento, pero también hay historias de otros fenómenos como Javier Zanetti (con una enfermedad parecida a la de Messi) o Ricardo Oliveira (con problemas económicos que provocaron su llegada tarde al fútbol profesional). Actualmente el delantero que está en boca de todos en la Bundesliga, Adrián Ramos, es uno de estos jugadores. En sus inicios fue rechazado por el América de Cali por su complexión física excesivamente delgada, pero debido a la insistencia de su familia finalmente pudo quedarse en el equipo reserva de “la mechita”. A día de hoy, “Adriancho”, cómo gusta denominarlo en su país natal, tiene muchas posibilidades de recalar en el Borussia Dortmund.

    La principal razón de éste fuerte interés por el espigado delantero colombiano del Hertha BSC podrían ser claramente sus números: 14 goles y 4 asistencias en las 20 jornadas disputadas hasta ahora. Cifras que le han llevado a liderar junto a Robert Lewandowski (con un partido menos) la tabla de máximos artilleros de la Bundesliga, y a ser nombrado por los aficionados del fútbol alemán como mejor jugador de la liga alemana en 2013. Sobre el papel se aprecia que puede ser un digno recambio para el delantero polaco, que cambiará el conjunto de Jürgen Klopp por el de Pep Guardiola en el mercado veraniego. Podemos leer un completo análisis del posible recambio de Lewandowski en el BVB en este artículo de Jorge M.González.

Ramos junto a Hosogai (Foto: img.morgenpost.de)

     Para poder vislumbrar la calidad de Adrián Ramos hay que mirar más allá de estadísticas y porcentajes, y seguir su evolución en las cuatro temporadas y media que lleva en el conjunto de la capital alemana. Mucho ha pasado desde su aterrizaje al Hertha de Berlín en 2009 procedente del América de Cali, pero podemos decir con seguridad que la razón de su explosión tardía viene dada por la terrible irregularidad del equipo, que pasó de participar en la Europa League a descender en hasta dos ocasiones a la 2.Bundeliga. Con un rendimiento a ráfagas y multitud de rumores sonando para que abandonase el conjunto del Olympiastadion, Ramos consiguió tener actuaciones fundamentales en el ascenso del Hertha la temporada pasada (incluyendo el tanto del ascenso) que le permitieron quedarse y probar una nueva temporada en la máxima división del fútbol germano a sus 28 años.

     En esta temporada su rendimiento y calidad sobre el terreno de juego están siendo sobresalientes, explotando sus virtudes y sabiendo manejar sus defectos ha dejado atrás su irregularidad de otras temporadas. Con su metro ochenta y cinco de estatura, una de esas virtudes de las que hablamos es su poderío aéreo que le permite ser destino para el remate de todas las jugadas a balón parado del equipo, además de ser un defensor más en las acciones defensivas por alto. Pero lo que más gusta del colombiano no es sólo su faceta de 9 “puro” finalizador sino su dinamismo, siendo fácil verle bajar a zona de tres cuartos para colaborar en la elaboración de las jugadas ofensivas, o incluso hacer alguna que otra internada por banda, dónde solía jugar en sus orígenes.

“Adriancho”  con la “tricolor” (Foto: www.elcolombiano.com)

“Adriancho” (derecha de la imagen) con la “tricolor” (Foto: www.elcolombiano.com)

     

       Jos Luhukay, entrenador holandés del Hertha BSC, lo utiliza en su sistema 4-3-3 como jugador más adelantado y pieza clave en el juego de contraataque que practican sobre el campo. Para el entrenador la premisa es la efectividad por encima del juego vistoso. Una de las jugadas que más podemos ver en los partidos de los“Die Blau-Weißen” (blanquiazules) es la que comienza la defensa o el mediocentro japonés Hosogai con un balón en largo, un poco más allá de la línea del centro del campo, hacia “Adriancho” , el cuál lo baja y protege de espaldas al arco. Con el balón ya controlado, le intenta dar salida rápidamente descargando a las bandas para emprender carrera con su gran zancada, a la búsqueda de un buen desmarque o una buena posición en el área para el remate.

Ramos celebrando un gol del Hertha de Berlin (Foto: comutricolor.com)

Ramos celebrando un gol del Hertha de Berlin (Foto: comutricolor.com)

     El último apartado al que tenemos que referirnos es a sus posibilidades de asistir al Mundial de Brasil con la selección colombiana. Pese al gran rendimiento que está demostrando en Alemania, Ramos no está siendo un fijo para José Pekerman y, aunque sus opciones han subido debido a la fatídica lesión de Radamel Falcao, existe mucha competencia en el puesto de delantero centro de la “tricolor”. Jackson Martinez, Freddy Montero, Carlos Bacca, Luis Muriel y Teo Gutiérrez serán sus rivales a batir, y realmente no lo tiene nada fácil.

     Siendo un luchador día a día ya se superó a si mismo y cambió la idea de mucha gente consiguiendo llegar al fútbol profesional, ahora destaca en una de las mejores ligas del Mundo. Superado todo ésto, ¿quién puede decirle que no podrá lograr la titularidad de la delantera “tricolor” en Brasil?