Si algo había quedado claro en la previa del ya disputado Manchester City-Barcelona (0-2) es que el equipo de Pellegrini no actuaría como un equipo “pequeño” frente a su rival de esta noche. “No vamos a pensar solamente en defendernos” señalaba el entrenador chileno en rueda de prensa, afirmación que al inicio del encuentro pudo verse desmentida.

FC BARCELONA VS PARÍS SAINT-GERMAIN

Ocasión de gol citizen (Foto: imagenes.renr.es)

   Ya antes de comenzar el partido se podía apreciar que el planteamiento con el que salía el conjunto local al Etihad Stadium no iba en la línea de lo esperado. La presencia de Kolarov y de Clichy en el mismo once predecía una actitud muy conservadora para los 90 minutos que había por delante. Durante los primeros compases del encuentro fuimos testigos de esa actitud, un acongojado City esperaba en su propio campo a un Barcelona cómodo con el balón en los pies, que utilizaba su juego de toque y posesión que lo caracteriza. La ausencia de un mediocentro puro como Javi García (en el banquillo) no favorecía nada al mediocampo citizen, que estaba teniendo como protagonistas a un sacrificado Yaya Touré, que no tenía ocasión de incorporarse al ataque, y a un Fernandinho, en la función de destructor del juego blaugrana.

    Los del Tata Martino prácticamente no perdieron la posesión del balón durante todo el primer tiempo, aunque de poco les estaba sirviendo ya que al llegar a las inmediaciones del área celeste se nublaban las ideas de los hombres de ataque. Tanto es así, que el primer disparo al arco de Joe Hart no se produjo hasta el minuto 30 de encuentro. Aunque no estaban llegando a portería de manera clara, regalarle el balón a este Barça está demostrado que es un verdadero suicidio y ese planteamiento local con el cansancio de la segunda parte no iba a ser efectivo. La defensa del City estaba siendo sólida en la primera parte, destacando la buena protección de los laterales: Navas perdía peso en ataque para ayudar con su velocidad a Zabaleta, anulando así a Jordi Alba, y el doble lateral Clichy-Kolarov cumplía con su función haciéndole la raya a Alexis y Dani Alves. Mediante dos ocasiones aisladas consiguieron poner en peligro la meta de Víctor Valdés, la primera de ellas protagonizada por Negredo, que disparó sin apenas ángulo después de dejar atrás a Piqué, y la segunda a balón parado, con varios rechaces de Kompany y Yaya Touré cerca de la línea de gol.

Manchester City v Barcelona - UEFA Champions League Round of 16

Penalty de Demichelis sobre Messi (Foto: i.huffpost.com)

   

    El segundo tiempo comenzó con un Barcelona más atrevido, con intención de terminar las posesiones en disparo a portería; y buscando más desmarques de Messi y Alexis para atravesar la línea de cuatro local. De esa manera llegó el penalty y la expulsión de Demichelis, el defensa que estaba dando el nivel más “flojo” hasta ese momento. Un buen movimiento de Messi acompañado de la gran visión de Iniesta para hacer el pase en profundidad, hizo perder la posición al zaguero argentino que frenó en falta a Leo. Con el gol materializado y con un jugador menos, Pellegrini movió el banquillo dándole paso a Nasri y a Lescott (por Navas y Kolarov). Con esos cambios las bandas del City se debilitaron en exceso, Nasri no hacía la misma ayuda defensiva que Jesús Navas, y por la izquierda, Clichy se las tenía que ver solo contra lateral y extremo blaugranas. Precisamente desde la banda izquierda nace el segundo gol con una jugada entre Neymar (que había sustituido a Alexis) y Alves, que finaliza éste último dentro del área. Antes de eso, Silva y Dzeko (que entró por Negredo) tuvieron dos ocasiones muy claras para empatar la eliminatoria, pero se encontraron con un gran Víctor Valdés bajo palos.

    Hoy vimos al City menos City de la temporada, miró desde abajo al Barcelona en vez de hacerlo de frente. Acostumbrados a ver dominios largos de balón y la excelencia en el juego ofensivo, esperábamos más en esta cita tan importante. El planteamiento tan radical al practicado cada jornada ha condenado al Manchester City a esperar un milagro (que muchos aficionados denominan “Agüero”, seguramente recuperado para la vuelta) en el segundo partido de la eliminatoria que se disputará en el Camp Nou. Ahora todos nos preguntamos si Pellegrini jugará como siempre, o volverá a eludir el tú a tú.