En Avellaneda en el Estadio Domingo Perón se enfrentaban Racing e Independiente para disputar uno de los Clásicos más bonitos, apasionantes y pasionales de toda la Argentina. Lo ganó Racing. Partido disputado, abierto y con ocasiones para ambos bandos donde cualquiera pudo ganar aunque la solidez defensiva de Racing -hasta ahora sólo ha recibido 6 goles en el torneo- y la ineficacia del Rojo decantó el duelo en la balanza a favor de la Academia. El único tanto del partido lo anotó Diego Alberto Milito tras un penalti bastante claro de Cuesta a Acuña. 

Festejo en Racing tras el tanto de Milito. (Foto: diaadia)

Festejo en Racing tras el tanto de Milito. (Foto: diaadia)

La vuelta de Aued tras algo más de dos meses fuera de los terrenos de juego se notó en el campo. Porque Videla se hace mejor junto a él. Porque ambos hacen una pareja muy sólida por delante de los centrales Cabral-Lollo. Luli siempre solidario en el despliegue ofrece ese punto de buen toque en la salida de balón que Videla por falta de técnica no muestra. Lo cierto y verdad es que este partido mostró y demostró que Racing es más equipo que Independiente y que la Academia está más trabajada que el Rojo. El partido de Independiente se podría resumir fácilmente en tres nombres propios: Mancuello, Pisano y Albertengo. Dependencia individual. Poco más. Mancuello en la creación y en el balón parado. Pisano como surtidor de balones en el enlace al único punta, Albertengo, y éste siempre a la expectativa de cazar algún balón a la espalda de la zaga.

Ni Romero que pecó de solidario al querer devolverle la pelota al Príncipe, ni Gustavo Bou, ni Pillud desde la lejanía, ni Milito en el mano a mano con Rodriguez pudieron cambiar el marcador que quedó intacto. Avellaneda es de Racing.

La derrota ante el eterno rival agravó la mala situación de Independiente que llevaba ocho partidos sin ganar por lo que Almirón fue cesado de su cargo de entrenador.

Racing se lleva tres puntos muy valiosos, cargados de moral que darán una inyección de motivación para enfrentar a Guaraní el Jueves en su afán de revertir el marcador adverso que se trajeron de Paraguay (1-0).