Nathan controla un balón con las categorías inferiores de Brasil  AFP PHOTO / PABLO PORCIUNCULA        (Photo credit should read PABLO PORCIUNCULA/AFP/Getty Images)

Nathan controla un balón con las categorías inferiores de Brasil
AFP PHOTO / PABLO PORCIUNCULA (Photo credit should read PABLO PORCIUNCULA/AFP/Getty Images)

Para aquellos que leéis Futbolandia no os habrá cogido desprevenidos el nombre del nuevo fichaje del Chelsea, el brasileño Nathan Allan de Souza. El joven talento sudamericano fue una de las grandes estrellas de Brasil en el Mundial Sub’17 de 2013 y ha disputado hace poco el Sudamericano Sub’20 en el que Brasil se clasificó para el próximo Mundial Sub’20 que dará comienzo este mismo fin de semana.

Ya hemos hablado varias veces de él, como en el artículo titulado De la cuna al balón de oro (lee aquí), en el que lo incluimos entre algunos de los jugadores más prometedores menores de 18 años o en nuestra sección jóvenes valores, en artículo que titulamos como Nathan, el niño que siempre hacía las cosas bien (lee aquí).

Finalmente y como suele pasar, el talento de los jóvenes, más aun en un país como Brasil, no ha pasado desapercibido y ha sido el Chelsea comandado por Abramovich y capitaneado por José Mourinho, quien ha puesto sus ojos en el prometedor mediapunta, ya ex del Atlético Paranaense. No vamos a aburriros con las virtudes de Nathan, un futbolista rápido, versátil y capaz de jugar como volante ofensivo por ambas bandas o en la mediapunta. Tampoco vamos a reiteraros sus aptitudes técnicas ni su capacidad de tomar decisiones a pesar del largo camino que aún le queda por recorrer en el fútbol si el trabajo y su cabeza acompaña. Y no lo vamos a hacer porque ya lo hemos hecho en otros artículos.

Lo que si vamos a evaluar es su fichaje por el Chelsea. Y es que los londinenses han afrontado este fichaje antes de que en competiciones con las inferiores de Brasil su precio se incremente, asumiendo el riesgo de que pudiera perder brillo en su madurez, pero con la convicción de que Nathan es un diamante en bruto. El que piense que el brasileño llega para empezar a disputarle el puesto a los Hazard, Willian, Oscar y compañía, está muy equivocado. Sin irnos mucho más lejos, el propio Kevin De Bruyne estaba mucho más hecho que Nathan el pasado verano y se le buscó salida.

El brasileño será cedido al Vitesse, algo habitual en las jóvenes perlas ‘blue’, para adaptarse a Europa en la Eredivisie y regresar más maduro al Chelsea. Su último Sudamericano Sub’20, en el que estuvo algo menos acertado de lo habitual, hace pensar que aun está algo verde para según que cotas, pero su potencial y su proyección invitan a pensar en que puede ser un futbolista importante en el futuro. Una vez más, el Chelsea importa el talento de otros países. A ver como les sale la jugada esta vez.

Nathan es un chico muy joven, que en edad juvenil ya ha estado jugando en categorías superiores y eso le hace destacar algo menos a pesar de su extraordinario potencial. Ficha por el Chelsea pero espera gozar de minutos en el Vitesse, algo que le vendrá muy bien para ir entrando en competición y adaptarse al fútbol europeo, más rápido y en la mayoría de ocasiones más intenso. Sin duda una de las perlas ha seguir en el futuro.