Ya está aquí el Mundial Sub’17 de Emiratos Arabes Unidos, el mejor campeonato para comenzar a vislumbrar algunas de las grandes promesas del futuro del fútbol internacional. Un campeonato en el que habrá importantes selecciones ausentes como España, Alemania, Holanda o Portugal que siempre suelen decir bastante en campeonatos juveniles, pero que igualmente mostrará un gran nivel entre los combinados nacionales asistentes.

Os contamos a continuación cuales serán los grupos en los que se han dividido los equipos, favoritos, rivales más débiles, estilos de juego, y todo lo que necesitáis saber para disfrutar de la competición al máximo. Aquí los emparejamientos:

[tab_item title=»GRUPO A»]Emiratos Arabes Unidos Brasil Honduras Eslovaquia[/tab_item] [tab_item title=»GRUPO B»]Uruguay Nueva Zelanda Italia Costa de Marfil[/tab_item]

[tab_item title=»GRUPO C»]Croacia Marruecos Panamá Uzbekistan[/tab_item]

[tab_item title=»GRUPO D»]Túnez Venezuela Rusia Japón[/tab_item]

[tab_item title=»GRUPO E»]Canadá Austria Iran Argentina[/tab_item]

[tab_item title=»GRUPO F»]Mexico Nigeria Irak Suecia[/tab_item]

En el Grupo A, se encuentra Brasil, una de las selecciones favoritas para ganar el campeonato, aunque más por nombre que por juego. La canarinha siempre es un combinado a tener en cuenta en cualquier categoría y esta Sub’17 no es menos. En opinión de quien escribe, se trata de una escuadra a la que falta juego colectivo y resistencia para llegar a la última etapa de los partidos. Por contra, defensivamente da la talla, sabe madurar el encuentro para cerrarlo en su favor y mantener una posible ventaja además de poseer jugadores capaces desequilibrar en acciones individuales.

Cuando hablamos de falta de juego colectivo, es sobre todo de centro del campo hacia delante. Depende mucho de acciones individuales y destellos de sus jóvenes jugadores. A veces hay buenas combinaciones gracias a la aseada técnica de sus jugadores pero da sensación de ser algo aislado. Aún así, mucho talento.

Es sin duda, la favorita del grupo toda vez que EAU, país organizador llega con ilusión aunque sin muchas credenciales para avanzar en el torneo y Honduras no tiene mucho, más allá de su robustez defensiva y su buena organización táctica. Aún así, una vez llegados hasta aquí, los centroamericanos deberá buscar el fútbol de jugadores como Devron García o Alberto Elis para pelear un relativamente accesible segundo puesto. El cuarto en discordia de este primer grupo es Eslovaquia, que se clasificó tras el Europeo que jugó como anfitriona. Lejos de esa extramotivación, no es un equipo especialmente fuerte pero ve cercano el segundo puesto del grupo tras, en teoría, la talentosa Brasil.

Ya en el Grupo B, las favoritas para disputarse el primer puesto del grupo son una Uruguay muy sólida y madura en su juego e Italia. Los azzurri son una selección muy potente. Especialmente buena en defensa y con un ataque solvente. Le falta quizás un finalizador de categoría para ser temibles porque a Alberto Cerri, a pesar de sus buenas actuaciones, se le resistió el gol en el pasado Europeo, campeonato en el que fueron finalistas. Aún así, son un equipo temible, que tiene calidad y que son uno de los equipos favoritos para hacerse con el Mundial.

Los uruguayos, siempre competitivos, hicieron poco ruido en el Sudamericano pero crearon problemas a Brasil, a Argentina y a todo el que se les cruzó por delante en el hexagonal final. Después de que la selección charrúa hiciese un gran papel en el Mundial Sub’20 de Turquía, también la Sub’17 quiere demostrar ser muy eficaz a pesar de carecer de grandes individualidades y haciendo primar el juego colectivo, el orden táctico y el carácter ante todo. Peleará ese primer puesto con Italia con el objetivo de ser, al menos, segundos.

En un segundo plano quedan por tanto Nueva Zelanda y Costa de Marfil aunque ninguno de ellos descartará dar la sorpresa. Los neozelandeses pasaron sin complicaciones por la clasificación oceánica, y aunque los jóvenes siempre muestran cualidades y han tenido un crecimiento futbolístico aceptable, el nivel cambia mucho al llegar a estas fases finales. Los marfileños buscarán sorprender con su potencia y no desentonan nada técnicamente, lo que les llevó a ser campeones de Africa. Entre los jugadores a seguir podríamos señalar a su portero Diabagate. Aún así, sus posibilidades de clasificación son complicadas aunque mayores que las de los neozelandeses.

Ya mirando el Grupo C nos encontramos entre las selecciones más prometedoras a Croacia y Panamá. Los Croatas son un equipo muy duro, muy difícil de batir. Sensacionales en defensa y, en base a esa solidez, que les llevó a empatar en el Europeo ante campeón y subcampeón, construir el ataque. Una selección que dará que hablar en este grupo al igual que Panamá, que de la mano de Dely Valdés, viejo conocido del fútbol español, logró llegar a la final de la CONCACAF y perder ante México plantando cara. Un equipo que buscará competir ese primer puesto y la clasificación.

Marruecos por su parte buscará hacer un buen papel aunque no lo tendrá fácil mientras que Uzbekistán, que ya nos dejó claro en el Mundial Sub’20 que esta hornada de jóvenes tiene un brillante futuro, buscará dar la sorpresa aunque a priori parece una de las selecciones más débiles del grupo aun siendo la campeona de Asia. Veremos si nos sorprenden, no deberíamos descartarla demasiado pronto.

Países participantes en el Mundial Sub'17 de EAU Foto: fifa.com

Países participantes en el Mundial Sub’17 de EAU
Foto: fifa.com

Nos vamos al Grupo D, en el que es a mi parecer, uno de los más bonitos del campeonato. La selección más débil en principio es Túnez, que quedó tercera en el campeonato africano y que buscará dar una sorpresa ante potentes rivales. Entre ellos Rusia, campeona de Europa que tiene una selección muy potente y llena de recursos, con muchas tablas para conseguir marcadores positivos y un portero que promete ser una de las sensaciones del campeonato. Es la favorita para hacerse con el liderato del grupo pero no va a tenerlo nada fácil.

Y es que ante sí tendrá a Venezuela y Japón. La vinotinto refrendó en el Sudamericano el crecimiento futbolístico del país con un fútbol directo, de calidad y muy efectivo que la llevó a enamorar a todos en el campeonato. Jugadores como Thomas Barboza (al que entrevistamos hace unos días en Futbolandia) o Ronaldo Peña, serán claves toda vez que deben sobreponerse a la importante ausencia de su hombre gol, Andrés Ponce, que posiblemente lastrará mucho al combinado venezolano. Japón, es más de lo que parece. Una selección que siempre da la cara, que no hace mal fútbol y que tiene algún jugador especialmente talentoso del que os hablaremos pronto, cuando os presentemos a algunas de las joyas del campeonato, pero que la convierten en una selección atractiva que tendrá que demostrar lo que saben hacer en el campeonato del mundo.

En el Grupo E, la selección favorita para hacerse con el liderato es en principio la albiceleste. Argentina dejó algunas dudas en el Sudamericano, aunque fue de menos a más durante el campeonato. Tiene que haber mejorado algo, pues su juego colectivo dejaba bastante que desear y al igual que ocurrió con Brasil, dejaban demasiado a una genialidad aislada, que sin embargo no son tan frecuentes en argentinos como en los brasileños. Aún así, se trata de una selección con mucho carácter, a veces demasiado como se vio en el partido del Sudamericano ante Uruguay y por el que pidieron disculpas con posterioridad. Su peligro está principalmente en el balón parado, especialmente saques de esquina y faltas laterales en los que son especialistas, y en la figura de Sebastián Driussi, un genio capaz de hacer jugar y convertir en gol casi todo lo que toca. Al menos eso ocurrió en el sudamericano, veremos en el Mundial.

Para disputar la segunda plaza quedan el resto de equipos. En opinión personal, creo que el combinado con más papeletas para alcanzar el segundo puesto es Austria. Una selección que, aunque no deslumbró en el pasado Europeo de la categoría, tiene mimbres para hacer un fútbol atractivo basado en el centro del campo que forman Horvath y Valentin Lázaro. Canadá e Iran tienen en principio pocas posibilidades de clasificación aunque todo dependerá del nivel que de Austria.

Y por último el grupo F, que junto al D y el B, forman los grupos más bonitos para el espectador de cara al próximo Mundial Sub’17 de EAU. La cenicienta del grupo sería Irak, un país que fue la gran revelación del Mundial Sub’20 celebrado hace tres meses pero que no ha llegado con gran brillantez al campeonato Sub’17. Suecia mostró un muy buen nivel en el Europeo, si bien no realiza un fútbol demasiado vistoso y a veces abusa del pase largo buscando a sus puntas (especialmente a Engvall). Un equipo muy difícil de batir, de hecho, fue eliminado en el campeonato de Europa en los penaltis, ante Rusia (selección campeona) y sin haber perdido un solo partido. Además el físico siempre es muy importante también a estas edades y los suecos andan sobrados en este aspecto.

También tenemos a Nigeria, que aunque perdieron la final africana es una de las selecciones más potentes del continente negro. Las águilas verdes ya han jugado varios mundiales de la categoría y es el país que más lo ha ganado junto a Brasil, por lo que siempre hay que tenerla en cuenta. En EAU buscarán lo que pregona su delantero y estrella para la ocasión, el éxito (Success Isaac). Por último hemos dejado a México, que personalmente veo como una de las favoritas para hacerse con el campeonato. Una selección muy completa y muy bien trabajada, equilibrada y que hace un fútbol colectivo magnífico, basado en triángulos que forman sus jugadores sobre el césped para apoyar siempre una salida limpia del balón. Fútbol de toque, combinaciones rápidas y un coordinado sistema de juego que además tiene el añadido de contar con delanteros de mucha calidad como es el caso de Alejandro Díaz y Marco Antonio Granados (mucho ojo con este jugador de Chivas Guadalajara).

En definitiva, un campeonato apasionante que nos abre las puertas al futuro del fútbol y que no podemos perdernos. Promete ser apasionante.