Hoy vamos a dedicar un artículo al colista de la Serie A. Colista tras los resultados de la penúltima jornada en la que el Catania consiguió batir al Lazio y dejar el farolillo rojo en detrimento del equipo de Reggio Emilia. Tras conseguir el ascenso este mismo año, los verdinegros están pasando muchas dificultades para conseguir buenos resultados en liga. Y eso que su paso por la primera división italiana no está pasando desapercibido. Consiguieron empatar en la primera vuelta a equipos como Nápoles o Lazio, llamados a alcanzar cotas mayores. Rompieron la racha de esa Roma de récords empatando a un equipo que contaba por victorias todas las jornadas anteriores, y en ese poco equilibrio que mantienen y que los hace estar en el último puesto, han protagonizado espectaculares partidos con hasta siete goles, para disfrute del aficionado.

Entre los partidos más sonados este año está esa sonora victoria por 4-3 ante el AC Milan en el Città del Tricolore o un idéntico resultado visitando en su propio estadio a la Sampdoria. Y es que en este Sassuolo que pretende la permanencia, se ha montado un bloque basado especialmente en la experiencia de jugadores como el cancerbero Pegolo, que ya el año pasado vivió una situación parecida con el Siena, Paolo Bianco o el ex-milanista Acerbi en defensa, Matteo Brighi que ha llegado hace poco para aportar a la causa o los experimentados delanteros Floccari o Floro Flores. Todos ellos jugadores con muchos años de experiencia en la Serie A o gran peso en las filas del equipo tras años vistiendo su camiseta.

El joven punta celebra un gol con el Sassuolo Foto: www.grr.rai.it

El joven punta celebra un gol con el Sassuolo
Foto: www.grr.rai.it

Sin embargo, el título a este artículo no es en referencia a esa experiencia, sino el descaro y el talento de un joven delantero que está causando sensación en la élite italiana. No es otro que Domenico Berardi, punta de 19 años que pertenece a la Juventus. Y es que el Sassuolo tiene en nómina numerosos atacantes, pero a la hora de dar la responsabilidad en punta, apostó por este joven futbolista que ya había deleitado a los aficionados verdinegros en la Serie B y ahora ratifica su crecimiento con doce goles en primera, por delante de figuras contrastadas como Antonio Gilardino, Rodrigo Palacios, Mario Balotelli o Fernando Llorente.

Precisamente en estos festivales de fútbol y goles que fueron las victorias ante Milan y Sampdoria, Berardi sumó siete goles. Y es que la Juventus no se fijó en él por casualidad. Sin ser un futbolista muy hábil en el regate, posee una gran técnica en su prodigiosa zurda, que le permite, además de encontrar el mejor hueco para encajar el balón en la portería rival, asistir con asiduidad y asumir toda la responsabilidad a balón parado del equipo, con grandes libres directos tanto para marcar como para habilitar al compañero.

Su debut en la Serie A no ha podido ser mejor, y ya ha batido todos sus registros personales. En esta apuesta del Sassuolo por los jóvenes talentos habría que mencionar a otro jugador que parece tener un glorioso futuro, el paraguayo Tonny Sanabria. Quizás demasiado joven aún, el delantero paraguayo de 17 años ha abandonado en invierno La Masía para fichar por la Roma y ser cedido al conjunto verdinegro. No ha gozado de minutos aún pero este año o el que viene podremos verlo jugar y disfrutar de tantísimo talento. Un valor que ya mostró en el pasado Sudamericano de Argentina o el Mundial Sub’20 con su selección, movilidad, asociación con sus compañeros y una técnica exquisita para definir con múltiples recursos. Si escribiéramos sobre un equipo con estos dos futbolistas en 2018, seguramente hablaríamos de una delantera temible en el fútbol europeo, pero ahora, en formación, el objetivo pasa por abandonar el farolillo rojo y mostrar a la élite del fútbol quienes podrían ser los fuera de serie en un futuro no muy lejano.