Márquez en su periplo en el FC Barcelona. (Foto: soccer-wallpapers.net)

Márquez en su periplo en el FC Barcelona. (Foto: soccer-wallpapers.net)

Cada vez es más común ver el éxodo a ligas menores de grandes jugadores en sus últimos años de fútbol a alto nivel, bien para poder conseguir algún contrato millonario que les asegure un solvente futuro en lo económico o, por el contrario, únicamente para poder volver a clubes por los que pasaron, a los que guardan un gran cariño. Fichajes como el de David Villa, firmado este mismo verano por el New York City FC de la MLS donde pasará a cobrar 5 millones de euros netos por temporada, o el de Henrik Larsson hace unos años, que volvía al Helsingborgs IF sueco más de 10 años después de que lo abandonase para triunfar en el Feyenoord, Celtic y Barcelona, están ocurriendo temporada tras temporada. Pero en este artículo vamos más allá para hablar sobre uno de los casos en los que ese jugador regresa a una competición del más alto nivel tras un periplo en equipos inferiores, acontecimiento que ha funcionado en más de una ocasión.

Vimos a Rafael Márquez abandonar el FC Barcelona en 2010 rumbo a la MLS, donde parecía que pondría fin en el New York Red Bull a una gran carrera como futbolista de élite. Su paso por tierras neoyorquinas no pudo ser peor, pese a disputar pocos encuentros en las dos temporadas que permaneció en el equipo en comparación con sus compañeros, fue muy señalado por la afición porque no veían en él al jugador que había triunfado en Europa. Con la grada en contra y sin la confianza del entrenador llegó a hacer declaraciones muy desafortunadas que sin duda propiciaron su fichaje por el club León FC de Mexico, su país de origen.

«Este es un equipo y lamentablemente mis compañeros no están a mi nivel» Rafa Márquez, sobre los jugadores del New York Red Bull.

Campeón con el club León FC. (Foto: images.terra.com)

Campeón con el club León FC. (Foto: images.terra.com)

«El Kaiser de Michoacán», llamado así por su innata cualidad de liderazgo, no veía con malos ojos el regreso a «casa» con 33 años de edad y aún en un estado de forma notable. El técnico Gustavo Matosas le dio galones y la confianza necesaria para volver a su nivel, haciéndole parte importante de un proyecto que acabaría con la consecución del bicampeonato -Apertura 2013 y Clausura 2014-. El propio Márquez agradeció al técnico argentino que le devolviera la ilusión por jugar al fútbol y le pidió un plan físico especial que le permitiera disputar el Mundial de Brasil al 100% ya que recientemente había vuelto a ser llamado por el combinado mexicano.

Precisamente este reciente Mundial tiene gran parte de «culpa» de que el zaguero mexicano pueda volver a Europa. Bajo su capitanía – 4º Mundial consecutivo llevando el brazalete- la selección «tricolor» hizo un gran papel en Brasil consecuencia en gran parte a el severo orden defensivo que dotaba su posición de libero sobre el campo. Con Héctor Moreno y Francisco «Maza» Rodríguez como centrales a ambos lados del «Kaiser» , el conjunto del «Piojo» Herrera podía disfrutar de su limpia salida de balón y su precisión en el pase en largo. Excepto en Corea-Japón 2002, Márquez ha conseguido anotar en los otros tres Mundiales disputados -Alemania 2006, Sudáfrica 2010 y Brasil 2014- demostrando así que no sólo destaca en la faceta defensiva si no que es también un recurso importante en jugadas a balón parado. Toda esta reciente trayectoria unida a su extensa carrera como futbolista ha propiciado que uno de los equipos revelación de la Serie A italiana llegara con una oferta por él a la directiva esmeralda –extraoficialmente se habla de 6 millones de dolares por 3 años de contrato con la entidad «gialloblu»-.

«Precisaba un tipo con voz de mando, le di el brazalete de capitán y le dije que sería el primero de la lista de 23, y está cumpliendo con creces las expectativas» «Piojo» Herrera, técnico argentino del «Tri».

Rafael Márquez Álvarez, sin duda uno de los mayores valores que ha dado el fútbol mexicano, llega al Hellas Verona, un conjunto que sabe lo que es sacar partido a la experiencia de un jugador. Ya hablé la temporada pasada sobre el equipo veronés y su líder sobre el terreno de juego, Luca Toni, que con 37 años de edad sigue con un olfato de gol envidiable y se prepara para una nueva temporada en la máxima división del fútbol italiano. Los «gialloblu» recientemente han perdido a varios de sus mejores activos -Iturbe y Rômulo- pero aún están en pleno proceso de recomponer la plantilla y cuenta en sus filas con excelentes jugadores como Massimo Donati, Emil Hallfredsson, Christodoulopoulos o Juanito Gómez. La llegada de Iturbe a la Roma, Rômulo a la Juventus y Jorginho al Nápoles en el último mercado invernal, evidencian como fue el rendimiento del equipo veronés en su vuelta a la Serie A. Rafa Marquéz tiene hambre de fútbol y, sin poder saber si esta es su última gran aventura, le auguro un buen futuro en su nuevo club, un serio aspirante a estar en la zona media-alta de la tabla clasificatoria. Él mismo «Kaiser» lo dijo: «Quizá muchos me dieron por muerto», pero para nada lo ésta.

Hoy emprendo un nuevo reto en mi carrera con la responsabilidad de llevar el nombre de mi país muy en alto. No ha sido nada fácil tomar esta decisión, porque hay muchos sentimientos encontrados, pero siempre he sido un hombre de retos, sin temor al fracaso y esta oportunidad a mi edad no la puedo dejar pasar”  Reciente tweet de Rafa Márquez. 

Gol de Márquez frente a Croacia en el Mundial de Brasil 2014. (Foto: debate.com.mx)

Gol de Márquez frente a Croacia en el Mundial de Brasil 2014. (Foto: debate.com.mx)