Cuando hablamos de Mediocentro Defensivo, nos referimos a un término acuñado hace relativamente poco tiempo. Si hablamos del fútbol de mitad de s.XX., encontramos dos o tres centrocampistas sin más tarea que la de subir y bajar a lo largo del campo sin una misión clara. Éste “estilo” de centrocampista podemos decir que existe desde hace unos treinta o cuarenta años. El origen se produce con el Ajax de Rinus Michels, que contaba con Johan Neskeens como encargado de robar y distribuir el cuero. Más tarde, encontramos a Edgar Davids en el Ajax o Guillermo Amor en el “Drem Team” del Barcelona como ejemplo de jugador que realiza tareas de apoyo a la defensa. Pero nos centraremos en la última década para analizar la evolución del mediocentro o pivote defensivo, y los distintos estilos que se presentan. Esta valoración está hecha a título personal, expresando mi opinión en todo momento, por lo que es una clasificación en todo momento discutible:

Edgar Davids – Foto: Eredivisie.com

El primer ejemplo de Pivote Defensivo lo puso de moda el A.C. Milan con la intrusión de Gennaro Gatusso en la plantilla titular del conjunto italiano. Un destructor puro y duro, cuya misión en el campo es de intimidación y recuperación de balones. Sin ninguna tarea ofensiva ni intención de jugar la pelota. Para eso estaba Andrea Pirlo. Es curioso que éste tipo de centrocampista se pusiese de moda, apareciendo otros futbolistas del estilo como Gravesen (Mediapunta reconvertido), Emerson, M.Diarra, John Obi Mikel, Albelda, Lass o Gary Medel. Hubo un “ataque de histeria” en su momento en el que todos los equipos jugaban con doble pivote, y uno de los dos centrocampistas era de destrucción (En el caso de Capello, los dos).

John Obi Mikel – Foto: Emol.com

El segundo ejemplo, recuperado por Guardiola y representado en la figura de Sergio Busquets es un Pivote Defensivo más participativo. No sólo apoya a la defensa y recupera balones, sino que deja de lado la faceta intimidadora y más agresiva para participar mucho más en la creación de juego del equipo, distribuyendo la pelota de forma sencilla hacia los encargados de organizar el ataque. Aparte de Busquets, encontramos los casos de Xabi Alonso, Raúl Meireles, Marcos Senna, Mauro Silva o Ambrosini. Además, dentro de este tipo de pivote se observa otra variación. El mediocentro defensivo con llegada. El propio Raúl Meireles, o Xabi Alonso son claros exponentes de un estilo al que también pertenecen Carrick, Essien, Motta o Tymoschuk.

Xabi Alonso – Foto: Fcrealmadridfansclub.com

El tercer y último ejemplo es la “rara avis” de los centrocampistas. Este tipo de mediocentro puede ir englobado tanto aquí como en una clasificación de mediapuntas o mediocentros organizadores, ya que posee unas habilidades difíciles de adquirir. El “todocampista”. Es el caso específico de Steven Gerrard. Recuperador, con visión de juego, habilidad para el pase en largo y en corto, llegada, potencia y precisión táctica. Los jugadores con estas características que copan los terrenos de juego en la actualidad son muy pocos.

Steven Gerrard – Foto: Mediotiempo.com

 

Joserra Ruiz Romero

@Serra11