Se ha jugado esta tarde en El Madrigal un como siempre interesantísimo, Villarreal-Real Madrid. Los dos equipos necesitaban la victoria, evidentemente más el conjunto castellonense que el Madrid, después de su derrota ante el Barcelona y su empate el miércoles pasado ante el Eibar en Ipurúa, un campo que les está costando a los equipos que ya han pasado por allí la verdad. El Madrid después de haber perdido contra Atlético y Real Sociedad parece que haya despertado después de sendas goleadas contra Basilea y Elche equipos obviamente con un potencial inferior al conjunto que dirige Carlo Ancellotti. Sin que sirva de precedente, el Madrid no guarda muy buenos recuerdos de su visita al Madrigal, fue el partido en el que Bale debutó con la elástica blanca y aunque marcó un gol no fue suficiente para que su equipo consiguiera la victoria, ya que no jugaron un buen partido en lineas generales y el partido terminó en empate a dos. Los goleadores en aquel 14 de septiembre de 2013 fueron Bruno y Gio por el Villarreal, y Cristiano y el mencionado Bale marcaron para el Real Madrid.

titulo foto

El Madrigal lleno hasta la bandera|| www.as.com

 

Bien los dos equipos han formado en la tarde de hoy de la siguiente manera, por el Villarreal con pocos cambios respecto a su once ideal, Marcelino se ha visto obligado a poner a Gabriel Paulista en el lateral izquierdo ante la ausencia de Jaume Costa y también empezó Moi Gómez. La formación quedo así: Asenjo; Mario,Musacchio,Víctor Ruiz, Gabriel; Bruno, Trigueros; Cani, Moi Gómez; Uche, Vietto. Por otra parte, en la formación del Madrid destacar la presencia de Raphael Varane en el centro de la zaga debido a la ausencia de Pepe. La formación por la que apostó Ancellotti fue la siguiente: Casillas; Carvajal,Ramos, Varane,Marcelo; Kroos, Modric; Cristiano Ronaldo, James, Bale; Benzema.

La verdad que la primera parte estuvo bastante equilibrada e igualada, donde ambos equipos generaron bastantes ocasiones de peligro que terminaban en tiros a puerta, aunque el control en el medio del campo fue del equipo dirigido por Marcelino García Toral. El Villarreal jugó a un ritmo bastante alto durante toda la primera mitad, Marcelino sabía contra quién jugaba y apostó por jugar con las dos lineas de cuatro bastante juntas para poder llevar a cabo las transiciones ofensivas a Uche y Vietto. El Villarreal generó bastante peligro durante la primera media hora de juego, tanto por las bandas como por el centro, El argentino Luciano Vietto fue el jugador que más ocasiones claras tuvo para adelantar al ‘submarino’ , el argentino tuvo hasta 3 o 4 ocasiones pero bien por falta de acierto o por las atajadas de Iker Casillas el Villarreal no consiguió la recompensa que merecía para el gran partido que estaba jugando. Y bien, en una de estas jugadas de ataque del Villarreal, el Madrid cuando peor lo estaba pasando y cuando peor estaba jugando llegó el gol de Luka Modric. Ya sabemos de lo poco que necesita el Madrid para hacer un gol o para simplemente generar una ocasión de peligro, sabemos que en 3 o 4 toques el Madrid se puede plantar en el área rival véase pues la combinación entre Di Maria,Benzema, Bale y Cristiano contra el Bayern de Múnich en el Allianz Arena que supuso el 0-3 para el conjunto blanco. Pues bien, en esta ocasión ocurrió más de lo mismo, una gran contra que ejecuta el Madrid y que en la frontal del área con un poco de espacio que le dejaron los centrales del Villarreal, el croata armó la pierna y ejecutó un disparo seco que acabó en un gol sensacional en el que Sergio Asenjo no tuvo más remedio que mirar, evidentemente esto generó un gran sentimiento de impotencia en el conjunto ‘groguet‘ ya que cuando mejor estaban jugando en una contra llegó el gol del Real Madrid. El Villarreal estaba jugando un partido soberbio, en parte yo creo que una de las preocupaciones de Marcelino era el pensar como se iba a desenvolver Gabriel Paulista en esa posición de lateral ya que recordemos que Gabrieles central, pues bien no ha hecho mal partido aunque a veces en las internadas de Bale o Carvajal ha tenido que recibir la ayuda de Víctor Ruiz. Destacar también de la primera parte un gol que Undiano Mallenco anula por recibir Ramos el balón con la mano antes de disparar a puerta. Y bueno, pensábamos que nos íbamos a ir al descanso con un 0-1 pero a cinco minutos del final en una buena jugada elaborada por James, Benzema y Cristiano acabó en gol del portugués. Una buena contra ejecutada por el Real Madrid que solo necesito 3 toques para plantarse en 3/4 de campo contrario y poner el 0-2 en el marcador. Desde luego fue un mazazo para un Villarreal que después de una gran primera parte apostando por un juego muy vertical, haciendo mucho daño tanto por bandas como por el centro,se fue a la caseta con un resultado adverso que en mi opinión después de una gran primera parte fue un resultado abultado e inesperado.

Pues bien, si la primera parte fueron 45 minutos de idas y venidas tanto por parte del Madrid como del Villarreal, la segunda parte fue totalmente diferente. Empezaron bien los dos equipos, generando alguna que otra ocasión. Marcelino fue el primero que movió el banquillo más pronto que tarde, quiso dar salida al ex del Barça B, Javier Espinosa que entró sustituyendo a Moi con la intención que pudiera darle un vuelco al partido y poder generar ocasiones de gol. Espinosa dejó detalles de la calidad que tiene en los pies pero no fue suficiente para poder despertar a un Villarreal que a medida que pasaba el tiempo jugó a un ritmo más ralentizado. Ni la entrada de Jonathan Dos Santos ni de Giovanni fueron suficientes para al menos marcar un gol para poder darle emoción al partido. También es verdad que el Real Madrid se dedicó en la última media hora a dormir el partido y se acababa el tiempo y ya el Villarreal vio muy difícil poder remontar ese 0-2 adverso. Destacar también el partido tan serio que ha realizado Varane que la verdad que se ha hablado mucho de su posible salida debido a no disputar tantos minutos como le gustaría, pero la verdad es que cada vez que le toca salir a jugar ejecuta su trabajo a la perfección.

A medida que pasaba el partido Carlo Ancellotti decidió mover banquillo para asegurar el resultado dando salida a Nacho, Illarramendi y Isco, en sustitución de Marcelo, James y Benzema, respectivamente. Evidentemente Ancellotti cambió su esquema a 4-4-2 jugando Kroos y Illarramendi en el centro con Isco y Luka Modric por las bandas y jugando Cristiano y Bale como puntas. Carlo decidió cambiar a este sistema y apostar por un jugador del perfil de Illarra con el objetivo de darle pausa al partido y que el Villarreal fuese detrás del balón y poder agotarle físicamente. La verdad que no ha tenido nada que ver la primera parte con la segunda, han sido parte realmente antagónicas.

titulo foto

Luka Modric en el momento del disparo que supuso el 0-1|| www.as.com