Eidur Gudjhonsen, máximo goleador de la historia de su país Foto: uefa.com

Eidur Gudjhonsen, máximo goleador de la historia de su país
Foto: uefa.com

Se trata de uno de esos combinados nacionales que podrían dar un toque poco visto, incluso exótico a la próxima Copa del Mundo de Brasil 2014. Islandia, un país al que prácticamente nadie metía en las quinielas de clasificación mundialista pero que con algunos de sus últimos resultados en amistosos y la magnífica fase de clasificación que están haciendo, han colocado en una posición interesante, una posición que hace soñar a sus aficionados y anima a sus propios jugadores a acariciar con la punta de los dedos la posibilidad de disputar un Mundial.

Y decía que nadie los mete en esas previsiones para clasificarse porque Islandia nunca ha acudido a un Mundial. Ni siquiera a una Eurocopa o unos Juegos Olímpicos. Islandia es una selección discreta, superior a otras que actúan la mayoría de ocasiones como sparring o «cenicientas» de sus respectivos grupos, como podría ser Andorra o Islas Feroe entre otras, pero muy inferior a la gran mayoría de selecciones europeas. O al menos lo era.

Actualmente, el combinado que dirige el sueco Lars Lagerbäck es segundo en el Grupo E de clasificación por detrás de Suiza, favorita en dicho grupo para acudir a la cita mundialista. Los suizos con 18 puntos son líderes destacados mientras que tras ellos, un grupo formado por Islandia, Eslovenia, Noruega y Albania, buscan la segunda plaza del grupo que permita jugar la repesca. No está fácil puesto que en este momento sería uno de los grupos con muchas papeletas para tener el peor segundo y por tanto, quedarse sin opciones de Mundial, pero aún quedan partidos y de estos cuatro, el combinado isleño es el que lo tiene mejor.

Pero no solo por esa buena fase clasificatoria que incluye victorias en Eslovenia, a Noruega o el empate a cuatro ante Suiza ha llamado la atención el país nórdico. Sus amistosos dejaron una buena imagen ante Francia, ante la que cayeron 3-2 pero con la que consiguieron ponerse por encima dos goles y su potencial ofensivo ante Suecia (3-2) y Portugal (5-3) aunque ambos encuentros perdidos, los han colocado en boca de mucha gente. Y es que, no hablamos de una selección favorita sino una sorprendente escuadra que se ha visto capaz de plantar cara a equipos mucho más poderosos.

No hay muchos jugadores islandeses que hayan pasado precisamente a la historia. Como decimos, Islandia siempre ha sido una selección discreta en muchos sentidos. Su máximo goleador histórico continúa en activo, es el ex-jugador de Chelsea y FC Barcelona, Eidur Gudjhonsen pero el talento de esta generación es, quizás, el mejor de su historia. De hecho, ante esta hornada el récord goleador podría, de seguir así, ser superado en el futuro, pues el equipo islandés es algo flojo en defensa pero bastante efectivo en ataque.

Cuenta Lagerbäck con una de las estrellas del Tottenham, que si bien podría perder algo de protagonismo en Londres ante los muchos fichajes del equipo, no dejará de ser la estrella del combinado islandés. Su nombre, Gylfi Sigurdsson (24). El espigado mediapunta, que también puede jugar escorado a banda, es un especialista a balón parado y un jugador peligroso entre líneas por su buen pase, su llegada a gol y su poderosa zancada.

Además está acompañado en el ataque por jugadores que deslumbran con sus goles en la Eredivisie esta temporada, como Sigthórsson, delantero centro del Ajax de Amsterdam y experimentado delantero a pesar de tener solo 23 años, o Alfred Finnbogason (24), el último gran descubrimiento de un Herenveen que siempre encuentra grandes perlas en el mercado y que ya es el máximo golador de la liga holandesa con nueve goles en seis partidos. Además también cuentan con Gudmusson (22) arriba, aunque suele jugar siempre escorado a banda y aún no vio puerta con la selección el joven futbolista del AZ.

Un talento repaldado por unos jugadores que cada vez encuentran acomodo en equipos más importantes como es el caso de Birkir Bjarnason (25 | Sampdoria) o Aron Gunnarson (24 | Cardiff City). Una selección con muchas ilusiones y el potencial ofensivo más grande, quizás, de su historia, que busca hueco en Brasil 2014 a base de fútbol y de sorprendernos a todos. Viendo el crecimiento futbolístico de selecciones como Bélgica, Colombia o Venezuela entre otras, quien sabe si Islandia podrá ganarse por primera vez un hueco en la historia mundialista.