El Levante - Deportivo es el partido más sospechoso

El Levante – Deportivo es el partido más sospechoso (Foto: marca.com)

En el mismo instante en que la Selección atraviesa la época más dorada de su historia, en el momento en el que Barcelona y Real Madrid, con permiso del Bayern de Munich, se reparten la gloria del fútbol mundial, el otro fútbol, el de los aficionados, ese que no vende en China, sufre cada día como si de un terminal se tratase.

Un histórico como la Unión Deportiva Salamanca ha desaparecido. Hace varias temporadas ya lo hicieron equipos como el Sporting Villanueva o el Polideportivo Ejido. El Xerez, que hace tres años paseaba su escudo por los campos de Primera División, ha sido descendido a Tercera por la deuda con los jugadores y el pasado viernes 20 radicales asaltaron su sede. La AFE está desbordada y Javier Tebas, presidente de la LFP desde el pasado mes de abril, quiere acabar con el amaño en el fútbol español, porque lo hay.

Tres partidos de Primera División, más seis de la Liga Adelante, están bajo sospecha por la Fiscalía Anticorrupción, puesto que la compra-venta de partidos ya es un delito. El más conocido, el Levante – Deportivo (que finalizó con victoria por 0-4 para los gallegos), parece el más claro. Y lo es no sólo por el resultado, sino por la cantidad de apuestas recibidas durante el descanso (al que se llegó con 0-3). Cuatro de los capitanes (Munúa, Juanfran, Juanlu y Ballesteros) fueron apuntados directamente por otro jugador granota, Barkero, que no dudó en achacar la poca entrega de sus compañeros al amaño del partido.

Otro de los choques de la máxima categoría del fútbol español que la Fiscalía Anticorrupción está investigando es el Zaragoza – Athletic, correspondiente a la 36ª jornada de la Liga BBVA. En principio, el resultado (1-2) no es llamativo y ambos equipos se estaban jugando la permanencia. Sin embargo, una avalancha de apuestas a falta de 15 minutos para el final dándole la victoria a los vizcaínos (ganaba 1-0 el Zaragoza desde el 14′), hace que tanto la LFP como la ya mencionada Fiscalía Anticorrupción sospechen. El resultado, el esperado en las apuestas: en los últimos diez minutos los de Bielsa anotaron dos goles y ganaron el partido. El tercer partido de Primera División investigado podría ser el del Levante – Getafe, en el que las casas de apuestas facturaron una cantidad cercana a los cinco millones de euros y que finalizó con 0-0 tras no conceder el árbitro un gol fantasma a los valencianos.

En la Liga Adelante, el mayor perjudicado podría ser el Hércules. Un partido entre los alicantinos y el Racing de Santander disputado en El Sardinero en la última jornada tiene un expediente disciplinario abierto y ha llegado incluso a la UEFA a través de la sociedad austriaca SKS365, encargada de monitorizar todas las apuestas que se hacen en Europa. De los de Segunda División, parece el caso más claro: se contabilizaron apuestas por valor de 750.000 euros (12 veces más de lo normal) a que el choque acabaría con más de dos goles (ganó el Racing 3-0). Además, en casas como Betfair recibieron una ingente cantidad de predicciones a que el Hércules se marcharía ganando al descanso, algo que finalmente no se cumplió…por poco. Los alicantinos estrellaron varios balones a la madera y fallaron ocasiones claras en los primeros 45 minutos.

Por si fuera poco, para la UEFA, el Hércules ya es de los sospechosos habituales, puesto que fue investigado en 2010, cuando el dueño, Enrique Ortiz, habría tratado de comprar, presuntamente, varios partidos de aquella temporada. Sin embargo, ni alicantinos ni cántabros dan su brazo a torcer y, en comunicados oficiales, aseguraron que confían en sus jugadores y se ponen a disposición tanto de la LFP como de la UEFA.

Otro de los equipos bajo sospecha de amaño es el Xerez. En su partido en Montilivi ante el Girona acabó ganando 2-4, pero el presidente de la entidad catalana, Joaquím Boadas, ha asegurado que los andaluces ofrecieron dejarse ganar por 120.000 euros, algo a lo que no accedió el club gerundense.

Lo más impactante de este particular caso es la celebración desmedida de los jugadores xerecistas, que dieron una de las sorpresas del tramo final de la competición siendo ya matemáticamente equipo de Segunda División B. Boadas volvió a cargar exigiendo que se destape lo que hubo detrás de aquel choque, puesto que parece factible que un tercer equipo ofreciera una suculenta prima a los azulinos por llevarse los tres puntos cuando no se jugaban nada.

La que para muchos es la mejor Liga del mundo hace añicos. Tras Real Madrid y Barcelona están, además de los problemas económicos del resto de mortales, las continuas sospechas de compra-venta de partidos, adulterando una competición en la que los aficionados tienen depositadas sus esperanzas cada domingo.