Un debate candente y siempre de actualidad es sin duda la comparación entre competiciones de distintas naciones, especialmente suele hacerse en Europa. Hace algunos años, en pleno apogeo de la liga, los recursos televisivos y demás factores económicos influyentes en lo que al fútbol se refiere, se sucedían numerosos fichajes millonarios, jugadores que preferían venir a España antes que marcharse a otras ligas y en definitiva, una liga más igualada y apasionante, aunque muchos (todas ellas opiniones respetables) se niegan a verlo así por unas razones o por otras.

En estos últimos días, el debate ha vuelto a surgir. El desencadenante ha sido la consecución del título por el Bayern Münich en la Bundesliga. Muchas son las voces que, esperando cualquier excusa con la que defender la liga BBVA, han saltado como un resorte argumentando que cómo va a ser mejor la Bundesliga cuando tiene un campeón en marzo. Parecen olvidar que no solo hablamos del equipo que reinó el año pasado en el continente y uno de los más grandes de Europa en la actualidad, un equipo muy grande que suele acaparar lo mejor de su liga (como Real Madrid o FC Barcelona en España), de ahí los fichajes de Götze y más recientemente Lewandowski, mermando a su máximo competidor por el título. Y argumentando el tener un campeón en marzo, parecen olvidar que en la Bundesliga son cuatro partidos menos los que deben jugarse al haber dos equipos menos que en España.

Foto: www.zoomnews.es

Foto: www.zoomnews.es

Pero más allá de estos motivos, el más claro, el más importante, el que hace mejor a la Bundesliga que la Liga BBVA (igual que lo son otras competiciones como la Premier League, la Serie A italiana o incluso la Ligue 1 en Francia) son los recursos que se les da para competir al resto de equipos. Es una gozada ver en la Premier como el Fulham pasaba apuros este año, colocado entre los últimos clasificados y se gasta 15M en fichar a Mitroglu, otrora estrella de Olympiacos en Grecia. O ver como el Cardiff, penúltimo clasificado, se gasta trece millones en reforzar su centro del campo con Gary Medel.

La Bundesliga es mejor que la liga española, por la sencilla razón de que aunque el Bayern Münich sea un gran equipo y tenga muchos más recursos económicos que sus competidores, a los pequeños se les da recursos para competir y mejorar la competición. No se les limita su presupuesto con una desigualdad excesiva esperando que no sean capaces ni de pagar a jugadores que incluso, y con todo el respeto, a veces rozan la mediocridad. Lo que hace mejor a la Bundesliga, es que en el reparto de los derechos televisivos, El Bayern cobra 28M mientras que el que menos recoge 13M, mientras que en España, más de la mitad de la liga (12 equipos) no pasan de 14M mientras que Real Madrid o Barcelona recogen 140M cada uno.

Porque en una competición con esa desigualdad y ese trato de favor, lo habitual es lo que ocurre en España. Que en cuanto un chico despunta, llámese Villa, Dani Alves, Isco o Illarramendi acaba reforzando a los grandes y debilitando a los que lo son menos. Que en cuanto un futbolista de cierto nivel ve que no tiene opciones de competir, busca marcharse fuera (Soldado, Silva, Navas, Negredo, Mata, etc.) y que la liga, a pesar de la anecdótica inclusión del Atlético algún año,se decanta siempre del mismo lado.

Y que nadie se engañe, que con otro reparto televisivo, los títulos de liga seguirían siendo para Real Madrid y FC Barcelona, son los grandes colosos de nuestro fútbol. Incluso restándoles presupuesto, imaginemos que de 140M pasan a 70M (parecido al reparto italiano) seguirán siendo los equipos más grandes del país, porque además hay que sumarle lo generado en traspasos, publicidad y marketing, abonados y taquilla, ingresos por competición europea y muchas cosas más. La diferencia estará en que el resto de equipos no pelearán año tras año por no desaparecer, que a los aficionados de estos equipos se les otorgará esperanza, curiosidad e interés por la competición, o más bien ilusión por ver buenos jugadores en sus plantillas y poder mantener a los que ya tienen. La liga sería mejor, futbolistas de otros lugares querrían venir a España por el nivel futbolístico, que obviamente crecería, y por el nivel económico, que permitiría más variedad.

Puede que no se vean más fichajes sangrantes económicamente, desembolsando 100 millones de euros en Bale o Neymar, pero se vería un mejor espectáculo general, la liga no sería quizás un paseo militar en el que vas a Barcelona y Madrid de vacaciones e igual aumentaba la ilusión del resto de equipos y el «romanticismo» que antaño tenía esta competición. El Bayern es campeón antes, sí, pero el Hoffenheim, el Friburgo o el Borussia de Mönchengladbach, por nombrar algunos equipos, tienen recursos para reforzarse y hacerse mejores, otra cosa es que lo sepan y puedan utilizar. ¿Es mejor la liga en España porque hasta el final están Barça o Real Madrid peleando por el título? Yo creo que no. Estamos, le duela a quien le duela, a la cola de Europa, con una liga que se olvida de la mayoría de equipos que la componen.