mundodeportivo.com

Anoche arrancó en el Allianz Arena una nueva edición de la Champions League,  donde Bayern Munich y City se jugaban empezar con buen pie esta Champions. Era sin duda, uno de los partidos con más atractivo de la jornada, un Bayern Múnich-Manchester City que prometía mucho pero que al final solo se quedó en eso, en un espejismo, ya que el partido se decidió en el último minuto antes de que el asistente diera el tiempo de prolongación, gracias a un gol del zaguero alemán Jerome Boateng.

Empezaremos por describir los onces iniciales donde Pep Guardiola impuso su 3-5-2, un sistema ha venido usando habitualmente durante la pretemporada y en estos primeros partidos de la Bundesliga. El once fue estuvo formado por Neuer; Alaba, Boateng, Benatia; X.Alonso,Lahm, Gotze, Bernat, Rafinha; Muller, Lewandowski.

Por su parte el técnico chileno del City alineó a Hart; Clichy, Demichelis, Kompany, Sagna; Fernandinho, Yaya Touré,Nasri, Navas; Silva; Dzéko. Un 4-4-1-1 con el que Pellegrini quiso incorporar mas gente en el medio del campo con dos líneas de cuatro para poder tapar las internadas tanto de Bernat como de Rafinha y poder salir rápidamente a la contra con jugadores como Touré o David Silva.

Un partido que prometía, donde se podía preveer que habría varios goles, como pasó el año pasado cuando en el Allianz se impuso el City por 2-3, pero en esta ocasión, desgraciadamente para el espectador, no fue así ya que fue un partido mucho más táctico por parte de los dos equipos donde al Bayern le interesaba un partido en el que la circulación de balón fuese rápida, donde sus líneas de medio campo hacia adelante hicieran unas rápidas transiciones con el fin de no dejar pensar a los citizens y conseguir descolocarlos para poder generar ocasiones de peligro y que en alguna de ellas pudiese llegar el gol. Un encuentro en el que el Bayern ha tenido la posesión del balón y donde el City estuvo esperando a que cruzaran la línea divisoria, Pellegrini y los suyos sabían que si se atrevían a jugar de tú a tú con el Bayern probablemente tuvieran más que perder, apostaron por un ritmo lento de partido y depositaron su confianza en jugadores como Touré, Fernandinho o Navas que son jugadores de largo recorrido, sobre todo los dos primeros, y que necesitan poco para armar un contragolpe, uno de los puntos débiles del Bayern de Guardiola al estar en algunas fases del partido en inferioridad numérica defensiva. No obstante, la verdad es que el Bayern no ha pasado muchos apuros atrás. Xabi Alonso fue el encargado de dar ese equilibrio tanto en ataque como en defensa. Desde que llegó el ex-madridista se ha convertido en un fijo para Guardiola ya que lo considera de los más inteligente tácticamente y está curtido en mil batallas y sabe lo que hay que hacer en cada momento. La verdad que gracias a Xabi Alonso hizo que el austriaco David Álaba hiciera una actuación notable sobre todo cuando Pep lo colocó de interior y mas aún con la entrada de Arjen Robben en el campo ya que con la presencia de gente tan rápida y vertical como son Juan Bernat, Alaba y Robben consiguieron hacer muchísimo daño por la banda de Clichý y de Navas, hasta el fin de volver loco al defensa citizen. Aun creando peligro cerca del área parecia que el partido iba a quedar en tablas y que cada equipo se iba a llevar un punto, que aunque sea un punto debido a la complejidad del grupo no es mal resultado. Pero al final se hizo justicia y Boateng que hizo un grandísimo encuentro consiguió colar el balón en la meta de Hart y dar los tres puntos a los muniqueses.

2149553_w2

uefa.com

Los de Pellegrini pasaron bastantes apuros atrás, podríamos definir a Joe Hart como uno de los más destacados de su equipo ya que ha parado bastantes ocasiones de gol y ha evitado que la ventaja del Bayern pudiera ser aún mayor. Respecto al ataque podríamos destacar algunas ocasiones del delantero bosnio Edin Dzeko y algunas jugadas de David Silva. Siempre es una delicia ver jugar al canario.  Pero lo que hemos comentado antes, el Manchester City estaba jugando con fuego, pues estaba teniendo muchos problemas atrás hasta que en el minuto 89, en un balón dividido dentro del área, Boateng le pegó fuerte a la pelota y se la situó a Hart por toda la escuadra, un disparo inapelable, imparable.

De momento es la Roma quién está en el pico de la clasificación ya que se ha impuesto cómodamente al CSKA por 5-1. Veremos más adelante quien lucha por esas 2 plazas para acceder a los octavos de final.