Ha sido un secreto a voces durante este final de año, pero desde unos días ya es oficial, Fernando Torres vuelve a casa, a la casa que le ha visto crecer y formarse como jugador profesional. Quién nos iba a decir que volveríamos a ver a Fernando Torres vestir la elástica del Atleti tan pronto ya que en verano no se pudo barajar la opción de su fichaje debido a la inviabilidad de la operación porque pese a que el ‘Cholo’ quería contar con el para su plantilla, el club no podía hacer frente a su ficha ya que era altísima, donde aun le quedaban dos años de contrato con el Chelsea y 10 millones de euros por cobrar, así que ‘el niño’ decidió poner rumbo a Milán para empezar una nueva etapa como ‘rossoneri’. Pero a pesar de las expectativas que generaba el fichaje de Torres no dio los resultados esperados anotando tan solo un gol, de bella factura por cierto, en los 10 partidos que el ‘Pipo Inzaghi’ decidió tenerlo sobre la cancha, aunque no todos de titular ya que el francés Ménez acabó arrebatándole la titularidad y el puesto en la delantera rossonera.

A su vez, una situaciÓn similar y paralela estaba padeciendo Alessio Cerci en el Atlético de Madrid, donde Raúl García y Arda Turan se disputaban el puesto en la banda derecha del Atlético de Madrid relegando el protagonismo del italiano a un segundo plano. Situación que pareció no hacerle mucha gracia hasta tal punto de manifestarlo en público y pareció que esto al Cholo no le hizo mucha gracia. Cerci tampoco hizo muestras de cambio de actitud ni parecía tener interés en demostrarle nada al Cholo. Así que su protagonismo y su fútbol fueron más  bien escasos, así que el club y el propio jugador decidieron buscar una solución que beneficiara a ambas partes. Y fue en este momento donde considero en mi opinión, que empezó a fraguarse el fichaje de Torres, donde el club y el técnico empezaron a verle viabilidad a la ‘Operación Torres’ utilizando a Cerci como moneda de cambio para volver a vestir a Torres de atlético, y así se hizo.

Espectacular recibimiento a Torres en Barajas (30-12-14) Foto: J.A. Sirvent

La llegada de Torres generó una gran expectación. (FOTO: www.fernando9torres.com

Como bien dijo el Cholo en rueda de prensa, es verdad que Torres no viene como un salvador. Pero todos sabemos que sus últimas temporadas no han sido muy buenas y bastante irregulares,ya que ha anotado muy pocos goles. Espero que por el bien del Atlético, el bien del fútbol y sobre todo del bien del propio Fernando Torres, puedan volver a recuperar al Fernando Torres de antes, a aquel Torres que despuntaba por su velocidad, por su regate y por su facilidad para hacer gol, a aquel Torres que temían todas las defensas, al Torres que dejó Madrid para convertirse en Red y que tantas alegrías dio en Merseyside, al Torres que tanto nos ha hecho disfrutar a los aficionados al fútbol pero sobre todo a los atléticos con la vuelta a casa del hijo pródigo y también de las torristas, que son muchas y muchos.

Confiemos en la mano del profe Ortega, del Cholo y del apoyo de los/las torristas y atléticos/as para devolver a Torres al sitio que nunca debió dejar de ocupar, un delantero nato con una gran capacidad para decidir partidos y despuntar en los momentos importantes como ha hecho en todos los equipos que ha jugado y también en la selección española, como olvidar aquel 29 de Junio de 2008 en el Ernst Happel de Viena cuando a pase de Xavi se deshacía de Lahm por velocidad y conseguía batir a Lehmann. No hay cualidades que definan mejor a Fernando Torres, velocidad y definición. Espero mucho de esta segunda etapa de Torres en el Atlético, creo que dará muchas alegrías, pero esto conlleva un gran trabajo por delante y estoy seguro que Torres con su esfuerzo y su entrega al club de su vida no dejará indiferente ni defraudará a nadie.

 

Torres en el momento de marcar en 0-1 en la Euro'08 (FOTO: www.rtve.es)

Torres en el momento de marcar en 0-1 en la Euro’08 (FOTO: www.rtve.es)