Rabiot celebra su gol junto al argentino Pastore Foto: elpais.cr

Rabiot celebra su gol junto al argentino Pastore, juntos decidieron el partido
Foto: elpais.cr

Tras dos jornadas repletas de tropiezos entre los primeros clasificados de Ligue 1, lo que nos llevó a afirmar la semana pasada que nadie quería la liga en Francia, PSG y Olympique de Lyon se han puesto las pilas e hicieron los deberes esta jornada en la lucha por la liga. Además el AS Mónaco sigue fuerte gracias a un gol de la mano de una de sus jóvenes promesas, el portugués Bernardo Silva, tras no jugar la pasada fecha por aplazamiento y el O. Marsella dejó escapar los tres puntos en el último minuto como ya le pasó la jornada pasada aun con el reencuentro de Batshuayi con el gol. Destacable también la goleada del Caen que respira más tranquilo tras salir de abajo en un gran momento de forma.

Bernardo Silva fue el héroe en el Allianz Riviera de Niza. Y es que el partido no se pudo poner más complicado para el equipo del principado tras la lesión de Kurzawa y la expulsión al filo del descanso de Abdennour, que fue quien se colocó en el lateral izquierdo. Con uno menos los de Jardim no crearon ocasiones y si el Niza, que a pesar de la ausencia de Bauthéac tuvo sus opciones especialmente a balón parado, como el cabezazo de Carlos Eduardo al larguero. No obstante, un grosero error de Kevin Gomis en defensa entregando un balón que quedó franco a Bernardo Silva permitió al joven futbolista portugués decidir con el 0-1 final en el 85′, sin tiempo a la reacción.

El PSG si dominó su partido, marcado por la movilidad y las ganas del argentino Pastore y por el acierto goleador del joven Adrien Rabiot que culminó dos buenas jugadas con el argentino como protagonista y decidió un partido que después redondearon Ben Yedder y Thiago Silva para colocar el 3-1 definitivo. Una victoria como la que consiguió el Olympique de Lyon, que debía ganar si quería continuar líder por encima de los parisimos y lo consiguió gracias a un solitario gol de Fekir, que llegó más fruto del ímpetu y las ganas por pelear el balón que por la calidad previa en la jugada. Los de Fournier, en el regreso de Alex Lacazette, incluso se permitieron el lujo de fallar una pena máxima que ejecutó Gonalons cuando ya el goleador estaba fuera. Una victoria por la mínima que los mantiene en lo alto de la clasificación.

 

Batshuayi celebra su gol con furia en una temporada dura Foto: rtl.fr

Batshuayi celebra su gol con furia en una temporada dura para él
Foto: rtl.fr

Otro que se está encontrando con dificultades para llegar bien a los últimos minutos de partido es el Olympique de Marsella. Los de Bielsa calcaron el partido del pasado fin de semana en casa ante el Reims. Comenzaron perdiendo, esta vez con un penalti sobre Hamouma que transformó Gradel y de nuevo remontaron. Se la jugó el técnico argentino con un triple cambio dando entrada a Alessandrini y Batshuayi, y no pudo tener mejor resultado cuando el primero asistió por dos veces al belga para que este firmase su doblete.

Sin embargo, el destino parecía tenerle preparada de nuevo un trago similar al de la jornada anterior cuando David N’Gog empató en el descuento para el Reims y esta vez fue Erdinç quien con un salto sensacional cabeceó el empato a la red en el 91′.

Otro partido reseñable es el de un Caen muy en forma que goleó al Lens con un inspirado Feret, acostumbrado a llevar el peso del equipo y un doblete de Emiliano Sala, al que le ha venido bien salir del Bordeaux .