Adama Traore se lamenta con la camiseta de España Foto: vavel.com

Adama Traore se lamenta con la camiseta de España
Foto: vavel.com

Igualado, muy igualado el partido de semifinales disputado entre Francia y España en semifinales del Europeo Sub’19 de Lituania. Ambos equipos buscaban esa ansiada plaza en la final, pero tras un igualado partido, un error de la rojita en la prórroga nos dejó fuera de la lucha por el título.

Y eso que aunque el partido parecía muy equilibrado, España jugaba al ataque ante las tímidas acometidas galas. De la Fuente optó por el remate y la corpulencia de Iker Hernández en lugar de la movilidad de Sandro Ramírez. Gaya y Bellerín en los laterales, ofensivos aunque sin perder su sitio en la primera mitad, trazando la línea con José Rodríguez y encomiándose al talento de Fede Vico y Álvaro Vadillo en ataque con Adama Traoré esperando en el banco para ser ese revulsivo que otras veces ayudó tanto a abrir el encuentro.

Francia por su parte esperaba agazapada. Hunou y Rabiot (a pesar de la gran Eurocopa del primero, el segundo fue ayer más decisivo), ponían el talento en mediocampo. Corentin Jean, uno de los más jóvenes y a su vez uno de los que más experiencia acumula ya en Ligue 1 con el Troyes, aportaba con sus diagonales mientras que arriba, todo el fútbol francés pasaba por las botas de su ariete, Yassine Benzia.

No fue hasta el minuto 26 de partido cuando Álvaro Vadillo, extremo del Real Betis Balompié, cogió el balón y se lanzó ante la defensa francesa. Un cambio de ritmo, un leve toque para cambiar la trayectoria del balón y fue derribado por la defensa bleu. Fuera del área, todo hay que decirlo, pero el árbitro entendió que ocurrió sobre la línea y ordenó lanzar desde los once metros. Lanzó ajustado José Rodríguez, se lanzó bien en su estirada Quentin Beunardeau pero no alcanzó el esférico y España se adelantó en el marcador.

La alegría duró dos minutos. Lo que tardó Yassine Benzia, que ya había puesto a prueba con anterioridad a Rubén Blanco en materializar a gol un pase de Corentin Jean, con la derecha, casi a placer, cruzando el balón que encontró el premio de subir las tablas al marcador.

Así llegó la segunda parte, con carrusel de cambios y una España que buscaba atacar con más insistencia que su rival. Combinaba Vadillo, que entró más de una vez por la izquierda buscando asistir con el exterior de su pie derecho primero a Iker y luego a Sandro. Fede Vico cogió el peso del partido desde el centro del campo, bajando a recibir y ayudándose de la intensidad de José Rodríguez. Aun así y a pesar de que por momentos el valencianista Gaya se convertía en uno de los hombres del partido, llegaron a la prórroga y fue entonces cuando una desaplicación defensiva del cuadro español, con fallo de unos centrales que han hecho un gran torneo, fue aprovechado por Francia a través de Antoine Conte que firmó un gol que vale una final.

Al final, estos campeonatos te dejan fuera por un detalle, España lo sufrió, y Francia se jugará el título con Serbia, buscando celebrar el título como lo hicieron los Pogba, Kondogbia, Areola, Digne y compañía hace unas semanas en el Mundial Sub’20.