Los jugadores celebran el gol del Eibar Foto: ccaa.elpais.com

Los jugadores celebran el gol del Eibar
Foto: ccaa.elpais.com

La historia de la Sociedad Deportiva Éibar está ligada a la División de Plata española. De hecho, todavía posee el récord de permanencia consecutiva en la Liga Adelante, llegando a pertenecer a ésta durante 18 temporadas seguidas. Tras un periodo de cuatro años vagando por los campos de Segunda División B, éste histórico equipo ha logrado por fin volver al fútbol profesional.

Consiguió el segundo puesto en el grupo II de la Segunda División B tras una magnífica temporada, sólo superado por un inexpugnable Deportivo Alavés que, junto a la SD Éibar, ha conseguido también el ascenso. Con sólo 7 partidos perdidos en toda la temporada, 2 de ellos en su terreno de juego, Ipurúa, la SD Éibar ha basado su juego en la solidez defensiva, siendo el segundo equipo menos goleado con 28 tantos encajados. Reseñable la importancia del estadio Ipurúa para la SD Éibar, ya que a nivel nacional es conocido como uno de los terrenos de juego en el que es más complicado sacar algo positivo, debido a sus reducidas dimensiones y a la lucha y garra que pone el cuadro eibarrés en cada encuentro.

Para terminar de conseguir el ascenso, la SD Éibar ha tenido que enfrentarse a tres rivales. La primera eliminatoria, les enfrentó al Club Deportivo Alcoyano, en el que quizás fue el enfrentamiento más complicado que ha tenido en esta fase de ascenso. Tras empatar a 2 en la ida de la eliminatoria en el Collao, la vuelta se presentaba muy abierta en tierras vascas. Allí, y tras el 1 a 1 final, la SD Éibar lograba acceder al segundo de los enfrentamientos en el camino a la Liga Adelante.

Manteo a Gaizka Garitano Foto: www.deia.com

Manteo a Gaizka Garitano
Foto: www.deia.com

La segunda eliminatoria les enfrentaría a todo un histórico, el Real Oviedo, equipo hecho para ascender, y un enfrentamiento muy complicado para el cuadro vasco. El primer partido en el Carlos Tartiere acabó 1 a 2 tras una gran remontada de la SD Éibar, dejando la eliminatoria encarrilada para rematarla en Ipurúa. El partido de vuelta terminó con 1 a 0 para la SD Éibar, logrando así el acceso a la ronda final para conseguir el ascenso.

La última de las eliminatorias les llevaría a enfrentarse al Centre d’Esports L’Hospitalet, conjunto que venía de ser primero en el grupo III de la Segunda División B. Esta vez la ida fue en Ipurúa, y el cuadro local dejó muy encaminada la eliminatoria al conseguir una clara victoria por 3 a 0. En el partido de vuelta, la SD Éibar volvió a conseguir el triunfo, ésta vez por 0 a 1, desatando la alegría en los cerca de 500 eibarreses desplazados a tierras catalanas.

Por tanto, el cuadro del técnico vizcaíno Gaizka Garitano, tiene como objetivo para la temporada 2013/2014 la permanencia en la categoría de plata del fútbol español, y a partir de ahí, luchar como siempre cada partido sin descanso, espíritu innegable de un equipo querido en todo el territorio nacional, que recupera el sitio que jamás debió de abandonar. Nunca ha militado en Primera División, pero dicen que soñar es gratis, así que sueñen eibarreses, sueñen…