Foto: futbolreport.com

Foto: futbolreport.com

Para todos nos es conocido el acierto del Oporto en la última decada en la firma de futbolistas. La filosofía del club luso, de fichar jugadores desconocidos y convertirlos en estrellas, francamente merece toda mi admiración y reconocimiento. La firma de talentos con capacidad para explotar con miras a una segunda venta a clubes más poderosos, es una práctica que les está resultando bastante más que rentable.

¿Ejemplos así? Tales como los siguientes:

Hulk (Tokyo Verdy) 19 mill.€ / 55 mill.€ (Zenit)
Radamel Falcao (River plate) 5’43 mill.€ / 47 mill.€ (Atlético Madrid)
Anderson (Gremio) 5 mill.€ / 31’5 mill.€ (Man Utd.)
Pepe (Marítimo) 2 mill.€ / 30 mill.€ (Real Madrid)
Lisandro López (Racing Club Avellaneda) 2’3 mill.€ / 24 mill.€ (O. Lyon)
José Bosingwa (Boavista) 1 mill.€ / 20’5 mill.€ (Chelsea)
Paulo Ferreira (Vitoria Setúbal) 2 mill.€ / 20 mill.€ (Chelsea)
Aly Cissokho (Vitoria Setúbal) 300.000€ / 16’2 mill.€ (O. Lyon)
Raul Meireles (Boavista) Libre / 13 mill.€ (Liverpool)
Fredy Guarín (Saint-Etienne) 1 mill.€ / 11 mill.€ (Inter Milán)

Éstos, a los que habría que sumarles próximamente los futuribles con los que cuenta actualmente en la plantilla como podrían ser Jackson Martínez o Mangala.

Con un saldo positivo de 280.869.000€ en las últimas diez temporadas desde la 02/03, no cabe duda en afirmar que el FC Oporto es «el ejemplo» de este tipo de filosofía de club y política de fichajes.

 

Antero Henrique, protagonista principal en los fichajes del FC Porto Foto: martinperarnau.com

A. Henrique, protagonista en los fichajes del FC Porto
Foto: martinperarnau.com

El actor principal de esta historia es Antero Henrique, director deportivo del club desde 2005, nombrado por el presidente Jorge Nuno Pinto da Costa para comandar el nuevo y ambicioso proyecto deportivo ideado para el club.

La capacidad para regenerarse y continuar ganando títulos fue motivo de un reportaje de la prestigiosa revista francesa France Football. En la entrevista concedida nos dejó algunos detalles de su trabajo, explicando que la receta para el éxito del club es la proyección de nuevos talentos. La he traducido de la mejor manera posible, dejándoos un resumen a continuación.

«El éxito del FC Oporto se asienta en tres presupuestos: reclutamiento, desarrollo y rendimiento. El reclutamiento se articula con la exploración, el desarrollo tiene que ver con la formación y el rendimiento con la productividad del jugador en el primer equipo».

Explica que los jugadores se dividen en dos grupos: titulares y emergentes. «Los emergentes, generalmente más jóvenes, deben tener condiciones de sustituir a los titulares en cualquier momento. Es un riesgo asumido y que nos permite estar preparados para los grandes presupuestos».

Parte del éxito, pasa por la red de contactos del FC Oporto. «Trabajamos con 250 ojeadores, tanto internos como externos al club. Realizamos varios niveles de observación, lo que nos garantiza que cada jugador es supervisado por varias personas diferentes».

Pero hay más. El FC Oporto, trabaja con lo que llama «equipos virtuales». Una teoría futbolística que me encanta y que el club pone en práctica. Se trata de grupos de los jugadores más interesantes de cada campeonato, cada uno en su posición y se encuentra bajo observación permanente». Un ejemplo de esta brillante aplicación ocurre cuando venden a Ricardo Carvalho y fichan a Pepe, y después vendrán Bruno Alves, Rolando, etc.

«Generalmente nosotros tenemos el cuidado de dar tiempo a los jóvenes para que se adapten sin presión. Alex Sandro, por ejemplo, sólo este año se ha convertido en titular. Antes de que pudiera comprender lo que es el FC Oporto, cuál es nuestra identidad, nuestra cultura y nuestros métodos de trabajo».

Por último, habló de su apetito deportivo por el mercado americano. «Si abordásemos, por ejemplo, a un jugador alemán, no tendría nada especial para ofrecer. Pero si hablamos con uno brasileño, sabe que va a dar un paso de gigante en su carrera y mejorar las condiciones de vida».