Si nombramos la palabra «récord» a todos nos vienen imágenes de grandes atletas o velocistas en Olimpiadas, o quizás también nos evoque proezas insólitas de esas que se reúnen año a año en libros Guiness. Pero lo que quiero sacar a relucir en estas líneas no es otro que a una persona empeñada en batir récords permanentemente: Lionel Messi.

Leo Messi debutaba en 2004 sustituyendo a Deco (Foto: Mundo Deportivo)

Leo Messi debutaba en 2004 ante el Espanyol sustituyendo al portugués Deco (Foto: Mundo Deportivo)

Y es que con sus dos goles anotados en liga ante el Sevilla FC lleva la considerable suma de 226 goles desde que su carrera empezó precozmente cuando apenas cumplía 17 años y salió a debutar en un FC Barcelona que entrenaba Frank Rijkaard en aquellos días. Curiosamente, y casi como una premonición, lo hizo sustituyendo a Deco, quien llevaba el dorsal número 10 y que a la postre sería portado por el argentino. Desde entonces, ha jugado 262 partidos siempre vistiendo la camiseta blaugrana y ha ido aumentando su nivel futbolístico de manera exponencial, marcando goles uno tras otro y dejando atrás en los registros goleadores de la Liga a futbolistas ilustres tales como Ferenc Puskas (156 goles), Enrique Castro «Quini» (219 goles) o el recientemente fallecido pero siempre recordado Luis Aragonés (160 goles).

A sus 26 años, tiene a tiro de piedra superar a dos grandes jugadores emblemas del equipo rival que son Alfredo Di Stéfano y Raúl González que, con 227 y 228 goles respectivamente, ocupan el tercer y cuarto puesto de los máximos goleadores de la Liga. En ambos casos, Lionel Messi, con su promedio de 0,86 goles/partido, supera a ambos ya que Di Stéfano tuvo su mayor registro goleador jugando 329 partidos y Raúl González lo obtuvo en 551 de ellos.

zarra 3

Telmo Zarra dispara un balón ante el portero del Valencia CF. Año 1945 (Foto: www.niat.com.mx)

 

Un poco más lejos pero no demasiado, se encuentran los dos futbolistas que Messi tendrá entre ceja y ceja para batir sus marcas de anotación y convertirse así en el mayor goleador de la historia en la Liga: Hugo Sánchez y, como meta final, el vizcaíno Telmo Zarra. El récord goleador del mexicano es de 234 goles que anotó durante sus 347 partidos jugados en Atlético de Madrid, Real Madrid y Rayo Vallecano. Sin embargo, el que lidera el ranking goleador de la Liga , Telmo Zarra, se lo ha puesto más difícil al devorador de records llamado Leo Messi. No lo digo esto último por su cifra de goles, de 251, si no más bien por la cantidad de partidos que tuvo que jugar el que naciera en Eradio. Fueron sólo 277 partidos, todos ellos vistiendo la camiseta del Athletic Club de Bilbao, los que disputó Zarra para conseguir ese asombroso número de tantos y, teniendo en cuenta que en aquellos tiempos (Años 40 y 50) se jugaban muchos menos partidos de liga, es como para darle la importancia que merece.

Es así que a Leo Messi, que casi con toda seguridad aún le quedan 5 o 6 años de fútbol en la élite, le quedan 25 goles para igualar la marca de Telmo Zarra y a partir de ahí convertirse en su único enemigo a batir.

Todo un «rompe-records» que sin duda ha dejado, está dejando y dejará huella en el fútbol español y, a su vez, en el fútbol mundial.