Callejón junto a Rafa Benítez en su nueva aventura. Foto: mundodeportivo.com

Callejón junto a Rafa Benítez en su nueva aventura.
Foto: mundodeportivo.com

Es curioso como la llegada de un entrenador determinado tiene mucha incidencia en la composición del equipo que este pretende dirigir. Obviamente, es uno de los principales eslabones en el rendimiento del futbolista, quien le otorga la confianza y quien, a grandes rasgos, sabe la idea de fútbol que pretende adoptar con su nuevo equipo.

Uno de estos entrenadores y que de manera más destacada cambia la disposición de la plantilla a su gusto es el español Rafa Benitez. Un entrenador que siempre quiere tener mucho peso en la composición del plantel y luchar por lo máximo posible.

En su etapa en el Valencia CF, tuvo varias desavenencias con la secretaría técnica che, con aquella famosa frase de «pido una mesa y me traen una lámpara», refiriéndose claramente a unos fichajes que no se adecuaban a sus exigencias.

De aquella etapa como entrenador del equipo de la capital del Turia, exitosa por otra parte, aprendió el entrenador madrileño, y sus posteriores trabajos le han permitido incidir en incorporaciones y contrataciones.

Ya cuando estuvo en el Liverpool, convirtió al equipo inglés en el, popularizado en España, «spanish Liverpool», apodado así por los muchos jugadores nacionales que conformaban el equipo cuando no era tan común como en la actualidad que nuestros futbolistas salieran a jugar fuera de la península. En aquel equipo estaba Pepe Reina (que aún continúa), Fernando Torres (al que más tarde también dirigiría en el Chelsea), Xabi Alonso o Luis García entre otros.

Ahora comienza una nueva etapa para el técnico, que probará suerte en Italia tras coronarse como campeón de la Europa League con el Chelsea, y lo hará en un Nápoles que jugó muy bien el pasado año y que acabó como subcampeón en la Serie A italiana. La escuadra napolitana contará con varias bajas de cara al próximo año como es el caso de su goleador, Edinson Cavani, pero como es habitual en el técnico español, ya ha enrolado a la aventura un par de compatriotas como Jose Callejón o Raúl Albiol. El técnico sigue pensando en el mercado español y fruto de ello parece que su próximo objetivo podría ser Gonzalo Higuaín. En cualquier caso, el proyecto italiano comienza a coger forma y estos no serán los únicos futbolistas que cojan el puente aéreo España-Italia. Veremos como les va a los nuestros por allí.