Foto: www.ideal.es

Foto: deal.es

21 de Junio de 2009. Estadio de La Victoria. El Real Jaén se jugaba la eliminatoria de ascenso a Segunda División frente al Villareal B, y ambos equipos venían con el 0 a 0 de la ida, dejando la eliminatoria muy abierta. Yo estuve en el campo, viví con ilusión los momentos previos al inicio del partido, con una ciudad totalmente volcada y convencida con el ascenso. Grité de alegría junto a 18.000 almas cuando Esparza marcó el 1 a 0, y lloré de rabia e impotencia cuando los castellonenses remontaron el partido hasta el 1 a 2 final, dejando al Real Jaén sin ascenso una vez más.

30 de Junio de 2013. No estuve en el estadio, pero lo sentí como si hubiera estado allí. Y esta vez se consiguió. Ha vuelto al fútbol profesional. Desde la temporada 2001/2002, el Real Jaén no disfrutaba de los campos de Segunda División, y ahora, con Manolo Herrero al frente, vivirá una de las temporadas más ilusionantes que se recuerdan en mucho tiempo.

Las claves para este ascenso, mucha humildad y trabajo, un gran grupo humano formado para intentar no pasar apuros y conseguir la permanencia, que poco a poco con el paso de los partidos ha ido creyendo que conseguir un reto mayor era posible, y una solidez defensiva demostrada, puesto que sólo han recibido 24 goles en contra esta temporada, dejando la portería a cero en 21 de los 38 partidos disputados en el grupo IV de la Segunda División B. Esta última cuestión fue fundamental para acabar en la primera posición del grupo, y así acceder de forma directa a la eliminatoria de ascenso.

El Deportivo Alavés fue el rival de la eliminatoria de campeones, la primera oportunidad para lograr el tan deseado ascenso. El partido de ida se disputó en el nuevo estadio de La Victoria, con empate a uno final, que daba ventaja al Deportivo Alavés. En la vuelta, y aunque el Real Jaén realizó un buen encuentro, un dudoso penalti transformado para el cuadro local en el minuto 76, daba al traste con las esperanzas jiennenses, llevado al cuadro vasco a la Segunda División de forma directa.

Celebración del ascenso en Jaén Foto: mundodeportivo.com

Celebración del ascenso en Jaén
Foto: mundodeportivo.com

Había que seguir remando, ya que al ser campeón de grupo, tenía la oportunidad de que, superando dos eliminatorias más, el ascenso era posible. La primera de estas eliminatorias le enfrentó al Club Lleida Esportiu, club histórico que se lo pondría muy difícil para superarlo. En el partido de ida, jugado en tierras catalanas, el encuentro acabó 1 a 1 gracias a un postrero gol de Migue Montes en el minuto 88 de partido. El partido de vuelta, acabó con el mismo resultado que el de la ida, por lo que la prórroga esperaba. En los 30 minutos extras no se movió el marcador, así que esperaban los penaltis. La suerte en este caso, sonrió a la escuadra de Manolo Herrero, que accedía así a la eliminatoria definitiva para el ascenso a la Segunda División.

El Huracán de Valencia fue el último escollo. De nuevo, el partido de ida, jugado en Manises tuvo como marcador el 1 a 1 final, tras un tempranero gol del jugador de la escuadra jiennense Migue Montes, que fue contrarrestado por el de Pablo Vidal, dejando la eliminatoria muy abierta para el partido de vuelta. Ya en tierras jiennenses, y tras un muy disputado encuentro en el que no hubo goles pero sí tensión y nervios, el Real Jaén consiguió el ascenso tras el pitido final del árbitro, desatando la alegría en un nuevo estadio de La Victoria lleno a rebosar.

La temporada que se avecina, pues, toca ilusionarse. Hacer un nuevo proyecto sólido que consiga no pasar apuros en Segunda División, afianzarse en ella y, quién sabe si alguna vez, mirar más arriba y poder ver a las mayores estrellas del fútbol mundial codearse con los guerreros del equipo jiennense.

¡Hala Jaén!