Mucho se ha escrito sobre el pésimo inicio de temporada que está firmando el Manchester United, que en tres partidos aun no ha conocido la victoria, a saber: derrota contra el Swansea, empate contra el Sunderland y una brutal paliza propinada por un equipo de League One como es el MK Dons en la ronda eliminatoria de la Capital One Cup, quizá el menos importante (o prestigioso) de los tres títulos en liza para esta temporada del conjunto de Louis Van Gaal. Todas las flores de la pretemporada se han marchitado con el comienzo de la competición seria, e incluso algunos establecen una jocosa comparativa con el United de Moyes a estas alturas de la temporada pasada, por lo que deja un trasfondo no muy difícil de analizar, y es que el entrenador no es el problema de esta entidad histórica, sino los que están sobre el verde.

http://static.goal.com/

http://static.goal.com/

Nueve de cada diez aficionados dirían que a un equipo con figuras de la talla de De Gea, Herrera, Rooney, Mata o Van Persie la exigencia mínima es clasificarse, al menos, para competición europea, que aunque sea Europa League siempre da cierto prestigio. Pero cinco tipos, con una calidad increíble, eso si, no conforman un equipo solvente en partidos trabados, ni garantizan los tres puntos de cada domingo. No hay forma de pretender un equipo serio y competitivo con los Smalling, Valencia, Welbeck, Young, Jones (quizá el único defensa, Evra aparte, que aportó algo bueno a la zaga el año pasado), Rafael, Evans, Cleverley o Chicharito. El United no solo necesita una profunda reestructuración en cuanto al episodio de altas y bajas. Necesita centrales de garantías, pues Marcos Rojo, a pesar de su buena actuación en el Mundial, no deja de ser lateral, y esa posición estará ocupada durante muchos años por Shaw. Es imposible para un club candidato a todo aspirar siquiera a la Capital One Cup si no tiene seguridad atras, y a día de hoy Jones y Evans no la ofrecen.

La incorporación de Di María solventará muchos problemas de transición defensa-ataque, no así del modo contrario, pues Ángel, que ya sabemos que corre por tres, no puede hacerlo por medio equipo, por lo que, como se ha comentado antes, lo imprescindible en estos cuatro días de mercado será fichar defensas de talla mundial, y a pesar de que la nómina de los mismos es bastante baja, Louis siempre supo buscar y encontrar. En la zona de creación, es vital encontrar a un jugador con perfil de Touré, un todoterreno que abarque mucho campo, con buena pegada, calidad técnica, excelente lectura táctica y poderío físico. Se estuvo hablando de que el chileno de la Juventus, Arturo Vidal, ficharía por los diablos rojos en este mercado veraniego, pero parece que se quedó en mera especulación a pesar de que parecía un claro sustituto en la labor de un Carrick con mucha carga de partidos durante muchos años y que no ha terminado de entenderse con otro buen fichaje del holandés, Ander Herrera. La incorporación de Vidal eximiría de responsabilidades de mediocentro a Rooney, que se dedicaría exclusivamente a la labor en la delantera, acompañando a Van Persie.

Para el 3-5-2 propuesto por Van Gaal los tres centrales han de ser de muchísima garantía, con buen juego por alto y rapidez al corte, pero el mediocampo requerirá una gran velocidad en la fluidez de balón que, actualmente, no tiene. La realidad es que el United necesita consolidarse a nivel colectivo y sumar caras nuevas para un proyecto a largo plazo, establecer un sistema de presión alta y recuperación para evitar problemas a la contra. Es cierto que estamos a comienzo de temporada, pero se antoja un milagro que el United pueda competir por la Premier en el primer año de la era Van Gaal. Por lo pronto, Europa es el camino que debe volver a tomar para generar ilusión en las gradas de Old Trafford.