Mata, Rooney y Van Persie serán el tridente ofensivo de Van Gaal. Foto: bleacherreport.com

Mata, Rooney y Van Persie serán el tridente ofensivo de Van Gaal.
Foto: bleacherreport.com

Muy pronto, sin duda, para calificar como deslumbrante a la era Van Gaal que apenas ha arrancado en el Manchester United. No obstante, tras la marcha de Sir Alex Ferguson y una temporada en la que David Moyes ha pasado sin pena ni gloria, la afición de los diablos rojos necesita esa inyección de moral, esas expectativas adornadas de esperanza por ver al club a la altura de su historia, peleando por todos los títulos y compitiendo como uno de los grandes en una Premier cada vez más igualada.

El pasado año, el Manchester United se pasó todo el verano hablando de contratar un organizador para acabar fichando entre otras escasas incorporaciones, a Marouane Fellaini, que no respondía a ese perfil. Con una planificación claramente deficiente, confiando en el equipo base que tenía Ferguson aunque sin Scholes ni Ryan Giggs como pilares importantes, los mejores fichajes llegaron tarde, como Juan Mata en invierno después de no contar para Mourinho en el Chelsea, o de manera fortuita por la situación, como el descubrimiento del joven Adnan Januzaj.

En busca de esa ilusión en los aficionados y tras la marcha de David Moyes, al que se le complicó la temporada desde muy temprano, el Manchester United ha confiado su nueva temporada a otro entrenador contrastado, de gran experiencia y conocidos éxitos como es Louis Van Gaal. Y para no caer en errores del pasado, su planificación apunta a reforzar de verdad al equipo inglés y conformar una plantilla de garantías.

En la portería parece intocable el español y posiblemente futuro cancerbero de la selección nacional, David De Gea, mientras que en la defensa el cuadro británico aún se plantea reforzar con una o dos incorporaciones que complementen a Smalling, Phil Jones y la hornada de jóvenes talentos que componen la plantilla. Los laterales han sido reforzados con el joven Luke Shaw, que se suman a Rafael y un Reece James que está dejando buenas sensaciones esta pretemporada.

En el centro del campo siguen los Fellaini, Cleverley, Fletcher o Carrick a los que se les suma, esta vez sí, un organizador que apoyará con su fútbol al juego ofensivo del Manchester, como es Ander Herrera. Por las bandas parece que en principio Nani no cuenta en exceso, pero A. Young, el ya citado Januzaj o el ecuatoriano Antonio Valencia supondrán suficientes alternativas, mientras que en las posiciones de ataque, la calidad de Rooney, el olfato de gol de Van Persie al que Van Gaal entiende a la perfección o la movilidad de Mata o Welbeck prometen ser decisivas. 

Es muy pronto para sacar ninguna conclusión y la prueba de fuego será con la temporada empezada, pero la imagen del equipo este verano está siendo muy buena, con victorias ante rivales importantes y a pesar de las fechas estivales el equipo ya se deja ver como uno de los candidatos a pelear la Premier League esta temporada. Habrá que esperar pero la lucha por el título se prevé impresionante.