Foto: marca.com

Mandzukic celebra un gol conseguido con su selección Foto: marca.com

Hay dos consecuencias al éxito de un equipo que no se encuentran entre los más grandes (permítanme los atléticos medir la grandeza solo en dinero, pero esta liga está hecha a medida para Real Madrid y FC Barcelona). La primera, es la alegría desmedida, permítanme ahora merengues y culés, pero la alegría de quien no sabe cuando volverá a sentirla, de quien siente que está celebrando algo que puede ser especial, único durante mucho tiempo, es mayor que la de de quien se siente listo para ganarlo siempre todo. La segunda, y que contrasta totalmente con la primera, es la seguridad de que su equipo será desmantelado por los que si son grandes económicamente.

Probablemente esta fue una de las sensaciones del aficionado atlético cuando la alegría del triunfo dejo paso a la observación de la realidad que se avecinaba. Porque aunque nadie duda de que uno de los principales pilares del éxito colchonero es su entrenador, Diego Pablo Simeone, el carácter del equipo, la lectura de los partidos y las decisiones al momento del técnico argentino, tampoco parece que haya muchas dudas sobre la calidad como tanto individualmente como en el conjunto han alcanzado los Koke, Godin, Courtois, Diego Costa, Miranda, Gabi, Juanfran, Arda y compañía. No es ningún secreto que la plantilla atlética se iba a debilitar.

Courtois debía volver al Chelsea, equipo al que pertenecía, Diego, aunque no fue pieza clave en la temporada se marchó libre este verano, Diego Costa, pretendido desde hace tiempo por el Chelsea, acabó fichando por los londinenses al igual que Filipe Luis en el lateral zurdo. Villa se marchó para jugar en la MLS, previo paso por la A-League, mientras que jugadores con un papel secundario durante el año como Adrian o Guilavogui, también parece que dejarán la disciplina atlética -el primero ya lo ha hecho rumo al FC porto-.

Con todo esto, el problema estaba en la secretaría técnica del conjunto rojiblanco. Como reforzarse, sin gastar mucho más que lo ingresado e igualar o mejorar el equipo que ha conseguido completar una de las mejores temporadas de tu historia con título de liga y final de Champions, era uno de los rompecabezas del equipo de trabajo en la dirección deportiva, pero tras varias gestiones, parece que a priori lo están consiguiendo.

Tras la baja de Courtois, el Atlético a firmado a Jan Oblak, otro de los porteros jóvenes de Europa, que jugaba hasta ahora en el Benfica. No va a tener fácil hacer olvidar a Courtois, grabado en la retina y la mente de los atléticos, pero sin duda es uno de los porteros jóvenes de Europa. Acostumbrado a pelear por títulos con el Benfica, aportará mucho a los rojiblancos bajo palos y por si no llegase a cuajar, el club se ha reforzado con la llegada de Moyá, que pega un salto en su carrera hacia un equipo con más aspiraciones y no querrá dejar pasar la oportunidad.

En la zaga el mejor fichaje atlético sería la continuidad de Miranda y Godín, una pareja que ha encontrado una gran compenetración, bien en el juego aéreo, contundentes, rápidos y con presencia en el área rival a balón parado para otorgar alternativas a la pizarra de Simeone. En los laterales Juanfran seguirá por la derecha mientras que a la izquierda tras la marcha de Filipe Luis llega Siqueira, que podría suplir sus prestaciones, especialmente en ataque y además llega Ansaldi, que buscará reencontrarse con el gran nivel que tenía antes de llegar al Zenit. Alderweireld ya con mayor confianza será comodín mientras que jugadores como Giménez han crecido en el Mundial y prometen ser más que un sustituto de garantías.

Godin y Miranda serán el cerrojo en la zaga de Simeone Foto: insidespanishfootball.com

Godin y Miranda serán el cerrojo en la zaga de Simeone
Foto: insidespanishfootball.com

En el centro del campo a pesar de las bajas seguirán contando con pilares como Gabi, Koke, Mario Suárez o Raúl García, que con la vuelta de Saúl Ñiguez, que mostró un buen nivel en el Rayo Vallecano, pueden conformar un centro del campo de garantías, muy parecido al de este año. En bandas seguirá contando «el cholo» con la sutil clase de Arda Turan. El turco deberá asumir galones en la derecha ya que por la izquierda contará el atleti con el siempre cumplidor Christian Rodríguez. El «cebolla» es uno de esos jugadores que siempre quieres tener en tu equipo por la intensidad y el compromiso, además de por calidad. Además se suman Antoine Griezmann uno de los mejores fichajes del año, que llega tras haber mostrado un gran nivel con la Real Sociedad y Angel Correa, aunque habrá que esperar a su recuperación después de que le extirparan un tumor en el ventrículo tras su fichaje como colchonero.

En la delantera, el cambio es considerable, pues se han marchado Adrián, Villa y sobretodo, Diego Costa tras su gran campaña. Para suplir al hispano-brasileño llega Mandzukic procedente del Bayern de Münich, con el que tendrá menos juego al espacio para buscar las contras pero más remate en el área, un cazagoles acostumbrado a aprovechar sus ocasiones. El club colchonero aún trabaja en reforzar más su vanguardia por lo que aún podrían llegar sorpresas en el campeón de liga que con estos fichajes, a espera de ver su rendimiento en el campo, se aseguro como poco volver a competir en la Liga BBVA.