Romero festeja un gol. (Fuente: ESPN)

Es uno de los jugadores del torneo. Con 8 goles y 2 asistencias se encuentra en la parte alta de la clasificación de los punteros de la liga. Comparte número de tantos con el que probablemente es el delantero revelación en las últimas fechas, Gustavo Bou (Racing). Por delante, uno de los jugadores más contrastados, el colombiano Teo Gutiérrez con 10 dianas. Silvio Ezequiel Romero (22 Julio de 1988; Córdoba, Argentina) es el hombre de Lanús. El que fuera jugador de Instituto y Stade Rennais pasa por un momento dulce de su carrera a sus 26 años. La confianza que Schelotto ha depositado en él en todo momento ha sido clave para que el goleador del granate esté triunfando y destacando en este campeonato.

Y es que llegar hasta aquí para el cordobés no ha sido tarea fácil, y aún más, después de haber contraído una enfermedad a causa de un virus cuando la pasada temporada jugaba en Stade Rennais, de Ligue 1. E incluso, asustado por la incertidumbre de lo que rodeaba su estado de salud, temió por su carrera deportiva; «Pasé unos días de mucha incertidumbre porque cuando me hicieron los primeros estudios no hubo una respuesta concreta. Temía no poder seguir jugando al fútbol, pero finalmente los estudios complemetarios que me hicieron en México y en la Fundación Favaloro me dieron normales», comentaba con la prensa.  Lo tenía hecho con Monarcas Morelia, de la Liga MX, pero debido a los resultados médicos desfavorables el equipo de José Guadalupe Cruz desistió en su fichaje.

Lanús sueña con un campeonato que está abierto y sobre todo muy entretenido. Los de Gallardo a pesar de desplegar un juego novedoso y maravilloso no terminan de despuntar y marcharse en la clasificación; así los de Schelotto sueñan con alzarse con el campeonato.

Debutó en Instituto en la temporada 2005/06 pero no fue hasta la campaña 2007/08 cuando se estrenó como goleador. Anotó 10 goles en un total de 14 partidos jugados. Su bagaje en el Albirrojo es de  32 goles en 93 partidos.

Silvio Ezequiel Romero se caracteriza por ser un jugador rápido, muy técnico, al que le gustan las florituras; pero sobre todo es un jugador de pundonor, corazón y mucha lucha. Es un chico con mucha garra y coraje. No hay partido en el que no se desfonde. Su 1,80 no le es ningún impedimento para tener un buen manejo del balón con los pies.

Con 26 años y 236 partidos a sus espaldas ya acumula 74 goles en su historial. Romero, intentará dar caza al máximo artillero de la liga. La lucha de ‘killers’ continúa..