Holandeses y españoles disputaron un partido intenso e igualado Foto: lasexta.com

Holandeses y españoles disputaron un partido intenso e igualado
Foto: lasexta.com

Termina la fase de grupos del Europeo Sub’19 con emoción y sin demasiadas sorpresas.

Se lo jugaba todo la selección de Holanda ante España. Los tulipanes necesitaban ganar por al menos dos goles para dejar fuera a España o un empate y esperar la derrota de Portugal, algo improbable por que se enfrentaba a Lituania, que pasaba por ser el equipo anfitrión pero también la selección más débil del grupo.

Comenzaron fuerte los holandeses, evitando la salida de balón del equipo español. El partido parecía igualado y tanto Mickey van der Haart como Rubén Blanco, cancerberos de la contienda, parecían meros expectadores al espectáculo. No obstante, Sandro Ramírez no lograba combinar arriba con Álvaro Vadillo, muy desaparecidos durante gran parte del partido. Holanda se mostraba muy segura atrás gracias a la fortaleza de jugadores como Terence Kongolo en el centro de la zaga y veía la posibilidad de hacer daño con la creatividad de Yassine Ayuob, la movilidad de Mahi y la calidad arriba de Anass Achahbar.

En el 36′ Leemans adelantó a los holandeses y el nerviosismo llegó a España, que movió el banquillo buscando la reacción y dando entrada a Fede Vico. Sin embargo, no fue hasta la segunda mitad cuando Sandro Ramírez en un remate de cabeza, volviese a subir las tablas al marcador. Ya con el empate en la mano, España defendía mejor y buscaba el contragolpe con más sentido ayudado por la salida de Adama Traoré.

A falta de diez minutos para el final aparecieron las figuras del equipo español para decidir. Álvaro Vadillo enganchó un balón sin aparente peligro en la frontal y ajustó al palo derecho de la portería de Van der Haart mientras que Fede Vico aprovechó un pase de la muerte para rematar a placer y subir el 3-1 al marcador. Achahbar marcó de penalti en el 90′ para cerrar el marcador en el 2-3 final.

En el otro partido del Grupo A, Portugal, que ha ido de menos a más en el campeonato, demostró haber encontrado solución a la ausencia de Bruma y bajo el recuerdo de los cuatro goles que le endosó a Holanda, repitió ante Lituania con otros cuatro.

El festival de goles comenzó pronto cuando Marcos Lopes, futbolista del Manchester City, marcó a los ocho minutos el primer tanto del partido y antes de llegar al descanso, ya ganaban los lusos 2-0 con el tanto en propia puerta de Petrauskas en el 45′. A poco de comenzar la segunda mitad, Tobias Figueiredo hizo el tercero para los portugueses y el cuadro de Emilio Peixe se relajó.

Sirgedas en el 53′ hizo pensar tímidamente en la remontada a los lituanos pero el tanto de Carlos Mané poco después acabó sentenciando el partido. El marcador lo cerraría el propio Sirgedas en el descuento. 4-2 final, y serán los portugueses como segundos de grupo los que acompañen a España a las semifinales.

 

En el Grupo B por otra parte, Turquía, que ya estaba eliminada, hizo su mejor partido del torneo para vencer a Georgia por 4-2. Y eso que fueron los georgianos quienes comenzaron poniéndose el partido de cara con el tanto de Endeladze en el minuto tres.

Adrien Rabiot conduce ante la oposición de Serbia Foto: uefa.com

Adrien Rabiot conduce ante la oposición de Serbia
Foto: uefa.com

La alegría no les duró ni un cuarto de hora, pues en el 16′ y el 18′, Okan Deniz ya había firmado un doblete que le daba la vuelta al marcador. En la segunda mitad, Georgia se recompuso y Katcharava, uno de los mejores en el cuadro georgiano durante el campeonato, subió el empate al marcador. Niyaz y Cenk Sahin terminaron de firmar la victoria turca.

En el otro partido del grupo, Francia y Serbia se jugaban el liderato del grupo en un partido bastante igualado. La mala noticia del partido para Francia fue la lesión de Yassine Benzia, goleador francés, que tuvo que retirarse del terreno de juego a la media horas de partido y aún debe ser examinado por si pudiese estar en semifinales. Precisamente a los 30′ marcó Hunou, redondeando la buena primera fase que ha hecho el mediapunta galo.

Serbia, consciente de que se estaba jugando ser primero de grupo, intentó por todos los medios marcar sin descuidar la defensa y fruto de ello llegó el gran gol de Pavlovski a poco del final, que firmó las tablas y que dejó a los serbios como líderes.

Las semifinales del Europeo Sub’19 de Lituania serán por tanto España-Francia y Serbia-Portugal. A solo un paso de la final, se lo jugarán todo a una sola carta.