Aunque el dicho no sea así, expresa a la perfección el mal estado del equipo ‘txuri-urdin’ de esta temporada. Realmente esto se remonta a unos cuantos meses atrás cuando, además de perder a dos de sus jugadores referencias como son el chileno Claudio Bravo y el francés Antoine Griezmann, traspasados al Barcelona y Atlético de Madrid respectivamente, esperaban clasificarse para la fase de grupos de la Uefa Europa League. Después de una ligera ventaja, por la mínima (1-0), en Anoeta contra el Krasnodar, el equipo comandado por Jagoba Arrasate fue a jugar el partido de vuelta con un exceso de confianza en mi opinión, y el Krasnodar le dió la vuelta al marcador marcando 3 goles en los últimos 20 minutos del partido. La real se llevó un 3-0 del Kubin Stadium y con esto el esfuerzo de un año tirado por la borda al intentar defender el resultado que consiguieron en la ida en vez de ir a por el partido.

El Krasnodar celebrando uno de sus goles contra la Real Sociedad. (FOTO: www.mundodeportivo.com)

Pero bueno, los de Jagoba Arrasate esperaban empezar con buen pie el inicio de otra temporada en la Liga BBVA, un equipo que aun teniendo jugadores de una calidad media-alta dejaban muchas dudas y en la segunda jornada se enfrentaban al Real Madrid en Anoeta. A pesar de perder el primer partido en Ipurua, consiguió endosarle un 4-2 al Real Madrid con una gran actuación de todo el equipo. Se pensaba que esta victoria podría ser el comienzo para volver a alzar el vuelo, pero fue un mero espejismo ya que en las 4 siguientes jornadas solo fue capaz de conseguir 2 puntos de 12 posibles. Y a día de hoy, aun a la espera de que se enfrente mañana contra el actual campeón de la liga BBVA se encuentra en la penúltima posición con solo 6 puntos. Son datos realmente preocupantes para un equipo con jugadores que pueden demostrar mucho más de lo que han demostrado hasta ahora.

Visto lo visto era de esperar que Arrasate dejara de ser entrenador de la Real Sociedad, suenan tres nombres Sabella, Moyes y Mel, desde hace unos pocos días está cogiendo fuerza el nombre del que fue entrenador del Everton y del Manchester United. De momento es el técnico del filial, Asier Santana, el que ha tomado las riendas del equipo de forma provisional hasta que se aclare el tema del entrenador que seguramente sea la semana próxima.

Ahora la pregunta que les planteo a los lectores es la siguiente: ¿ Qué le pasa a la Real Sociedad? ¿ Es culpa de los jugadores, del antiguo entrenador, del sistema…? Es evidente que la Real tiene plantilla suficiente como para estar en una posición media-alta en la tabla, jugadores como Iñigo Martínez, Carlos Vela, Canales, Granero… Aunque también es verdad, que el Borussia de Dortmund tiene una gran plantilla y a la espera de que juegue mañana actualmente es el colista de la Bundesliga porque el Werder Bremen ha ganado el partido que ha disputado hoy contra el Stuttgart.

Volviendo al tema de la Real Sociedad creo que tiene equipo para mucho más, aunque es verdad que jugadores como De la Bella, Xabi Prieto, Aguirretxe…ya no tienen el mismo físico que hace dos temporadas pero aun así son jugadores de mucho valor y con mucha experiencia que pueden y deben llevar a la Real al lugar que les corresponde. Es innegable que tienen una gran plantilla como he recalcado antes pero es necesario tener al ‘director de orquesta’ adecuado para hacer sonar las notas musicales de una forma ordenada y correcta.

Esperemos que Aperribay, presidente del conjunto ‘txuri-urdin’ contrate a un entrenador que sea capaz de volver a hacer jugar a la Real como lo hacía el año pasado o hace dos temporadas, que era una verdadera delicia verlos jugar. Estoy convencido que con los grandes jugadores que tiene la Real en su plantilla conseguirán remontar y sobre todo mejorar su juego tanto en aspectos defensivos como tácticos, el entrenador que venga a San Sebastián tiene un gran reto por delante, todo empieza por volver a motivar a los jugadores, poder hacerles creer que se va a salir de esta crisis. Aparte de plantearse si es necesario un cambio en el sistema táctico o en las estrategias tanto defensivas como ofensivas.