Tras la abultada derrota sufrida por Suiza horas antes, el partido de las 12 llegaba con el aliciente de una posibilidad de lograr un puesto en octavos, pese a que ambos habían quedado prácticamente descartados tras sendas derrotas en la primera jornada. Honduras y Ecuador se medían en Curitiba, la sede más fría del Mundial, con el precedente no muy alentador del insaciable Irán-Nigeria. Sin embargo, se pudo disfrutar de un enfrentamiento muy igualado entre dos selecciones que buscaron vencer durante los 90 minutos.

En un principio nadie quiso llevar la manija del encuentro. Se vio un partido muy disputado en el centro del campo, con mucho balón largo buscando a los delanteros de ambos equipos y poca claridad, dominando siempre el aspecto físico y táctico por encima de lo técnico. Un partido así solo se podía decidir por imprecisiones, pero esencialmente gracias al acierto de dos hombres en concreto: el mítico Carlo Costly y la revelación Enner Valencia.

Costly anotó un gol histórico 32 años después | Foto: Excelsior

Costly anotó un gol histórico 32 años después | Foto: Excelsior

Golpeó primero Honduras con gol de su veterano artillero Carlo Costly, tras un mal rechace de Guagua que le dejó solo para batir a placer a Alexander Domínguez. Y la caprichosa historia quiso que el gol se diese exactamente 32 años después del último logrado por los ‘catrachos’ en una Copa del Mundo, en aquel entonces fue Anthony Laing quien anotó ante Irlanda del Norte un mismo 21 de junio, en la cita celebrada en España en 1982.

Poco duró la alegría, no obstante, pues dos minutos después la revelación de la Liga MX 2014, el ariete de Pachuca Enner Valencia, subía las tablas al electrónico aprovechando su olfato goleador para introducir el cuero en la meta de Valladares tras un rechace de la zaga hondureña. El partido estaba muy disputado, igualado en todos los sentidos, pero ninguno se conformaba con ese punto casi inservible.

En el segundo tiempo hubo un equipo que puso más intensidad, más fuerza y, en general, más ganas de sacar adelante el partido, y fue la ‘Tricolor’, quien al final terminó llevándose el gato al agua. Pese a que no se mostró como el equipo con llegada y garra del clasificatorio, su imagen en la segunda fue algo que se asemejó más a lo que esperábamos de Ecuador, aunque al final fue el de siempre como siempre quien puso el definitivo 1-2. Enner Valencia de cabeza a una falta botada por Ayoví. Como en la primera jornada la estrategia fue clave para decantar el partido, aunque esta vez sí dio resultado.

Enner Valencia lideró la importante victoria de Ecuador | Foto: La Razón

Enner Valencia lideró la importante victoria de Ecuador | Foto: La Razón

 

Mejoró mucho Ecuador con el gol, mucho más juego entre líneas, más protagonismo por bandas, sobre todo de Jefferson Montero, pero aun así no terminaron de destacar los que están llamados a ser los puntales de la Tri, Felipe Caicedo y Antonio Valencia. De nuevo pasaron desapercibidos, sin exhibir su potencia el primero y su velocidad el segundo, y su equipo puede terminar acusando su metafórica ausencia si no explotan la semana que viene ante una Francia virtualmente en octavos.

Por parte de Honduras, los de Luis Suárez crecieron respecto al primer partido, gran labor del doble pivote Claros-Garrido y mucha intensidad mientras lo permitieron sus fuerzas. Boniek García, que está llamado a ser el jugador desbordante en ataque, tampoco tuvo su mejor encuentro, y eso afectó negativamente al juego ofensivo de una Honduras que hizo lo posible por aguantar el empate, pero que terminó acusando la superioridad ofensiva de la Tricolor, que llegó con más fuerza a la recta final para terminar imponiéndose por la mínima, manteniendo así las posibilidades, aunque mínimas, de clasificar para las eliminatorias.