Andrés Iniesta y el gol que  nos hizo tocar el cielo

Andrés Iniesta y el gol que nos hizo tocar el cielo
Foto: juegalaroja.com

Hoy, 11 de julio de 2013 hace tres años desde que alcanzamos el cielo, tres años desde que a los aficionados al fútbol nos invadió la emoción y la alegría de ver como España se alzaba con el Mundial de Sudáfrica 2010. Un día mágico, un partido muy intenso, igualado y duro, con patadas voladoras dignas de Bruce Lee que buscaban como destino a Xabi Alonso para que Howard Webb, árbitro inglés, se hiciese el sueco.

Noventa minutos de pasión, de pelear por el mayor título que existe en el mundo y que terminó, como terminan las grandes fechas futbolísticas, con un mago que aparece para demostrar al planeta que no existe otro como él. Fue el mundial de David Villa pero el héroe de aquel día fue Andrés Iniesta. Combinación con Cesc y el manchego conecta el esférico con el alma, buscando cruzarla y viendo como el balón besaba las mallas.

Éxtasis, alegría desmedida, gritos que rozaban el ánimo y la incredulidad, una camiseta fuera y otra debajo, recordando al bueno de Dani Jarque para hacer aún más grande ambas leyendas, la del exfutbolista del Espanyol y la del mediapunta del FC Barcelona. Entonces, ahora y siempre haciéndonos disfrutar de este deporte, Andres Iniesta.

Ese día histórico para el fútbol nacional tocamos el cielo para coger una estrella y colocarla sobre el escudo de la selección, ese año se forjó la leyenda, hoy hace tres años de algo que perdurará en nuestra memoria para siempre.