Llegaba Huracán a la sexta fecha con una dura derrota a sus espaldas tras perder el clásico ante San Lorenzo la pasada jornada por 3-1, pero nada se interpuso de por medio para que esta fuera una jornada redonda y de felicidad para ellos. No hay mejor forma de reponerse de un duro golpe, que goleando. Redonda por el resultado contundente por 4-0, también por el buen fútbol plasmado durante los noventa minutos, y también porque en dicho encuentro ante Argentinos Juniors, Ramón Ábila volvió a sonreír. Y de qué manera. Tres fueron los goles que anotó, y otro, el segundo del encuentro tras driblar al arquero previo pase de Toranzo -muy destacado en todo el partido, por cierto- y sin ángulo definió a gol donde Flores no pudo evitar anotárselo en propia meta. Desde bien temprano se le puso de cara el partido a los de Néstor Apuzzo, cuando ‘Wanchope’ Ábila puso el primero en el luminoso. Asistió Mancinelli con una jugada de manual a pase de Toranzo al espacio, y el lateral apurando línea de fondo colocó el balón atrás para que el cordobés adelantara a los suyos. Dominaba en ataque con bastante comodidad Huracán, con un soberbio Patricio Toranzo, encargado de enganchar entre Vismara y Villarruel y Ábila, y con un desequilibrante Edson Puch. El que fuera jugador de Universidad de Chile mostró en todo momento su velocidad y desparpajo para enfrentar a su par. Con tanta facilidad atacaba y mantenía la posesión de balón ‘el Globo’ como sufría sin él y en defensa porque con 1-0 en el marcador pudo haber sido empatado por el conjunto dirigido por Néstor Gorosito con ocasiones bastantes claras, tales como un disparo lejano de Flores o un remate de cabeza de Gimenez que se le marchó fuera.  El tercer tanto fue un gol lleno de virtudes, con un magnífico testarazo a centro de Edson Puch desde el costado derecho. También participó Patricio en el inicio de la misma. Y el cuarto tanto, con asistencia de Vismara que dejó frente a frente a la estrella del partido con Ojeda pinchó el balón, pensó, levantó la cabeza y anotó.

 

Una de las claves de por donde ganó el encuentro Huracán pasó por Toranzo. Por las virtudes de Toranzo. Participativo, sobre todo con el esférico, y siempre protagonista en las jugadas de gol.

Su homólogo en AAAJ, Gallego, estuvo desaparecido en la mayor parte del encuentro, por lo que Lenis y Rinaldi tuvieron una nula participación en la zona ofensiva.

Merecida victoria para Huracán que sonríe gracias a Ramón Ábila.

Éxtasis de Wanchope tras un gol. ( Foto: Terra)

Éxtasis de Wanchope tras un gol. ( Foto: Terra)

Ramón Dario ‘Wanchope’ Ábila natural de Córdoba, Argentina y nacido un catorce de Octubre de 1989 -25 años- es un delantero centro clásico de área que se maneja con su 1,78 cms y 65kgs, de muy buena forma en el juego de espaldas, buscando constantemente descargar balones a los costados para así poder esperar en el punto de penal un remate de cara a portería. El ex de Instituto en dos etapas (2008-11/ 2013), Sarmiento (2011-12) y Quilmes(2012-13) suele situarse en la punta de ataque sólo en un 4-2-3-1, esquema más utilizado por Apuzzo, teniendo por detrás como mejor asistente al ‘Pato’ Toranzo.

La nota más fea de la jornada se produjo en el encuentro que disputaron San Martin San Juan y Boca Juniors, cuando una mala salida de Orión en el minuto 27 de la segunda mitad fracturó la tibia y el peroné al delantero sanjuanino, Carlos Bueno. El arquero xeneize vio roja por la entrada. Se espera que esté de baja entre seis y ocho meses. Una eternidad para el delantero de 34 años que ve truncada su temporada y quién sabe si su carrera deportiva.