El canterano Paco Alcacer quiere ser importante esta temporada Foto: dailymail.co.uk

El canterano Paco Alcacer quiere ser importante esta temporada
Foto: dailymail.co.uk

Quizás es pronto para aventurarse a decir que el equipo ché es el cuarto candidato español, dando por hecho que Madrid, Barcelona y Atlético estarán por encima, que disputará el año que viene la máxima competición europea, pero este Valencia que se ha puesto en manos de Jorge Mendes y Peter Lim tiene muy buena pinta.

Tras consumarse la venta del Valencia al multimillonario empresario singapurense Peter Lim, el club valencianista busca tener uno de los mejores equipos de su historia. Ahora va tras dos incorporaciones que incrementen el nivel de la plantilla, el argentino Enzo Pérez que ya se despide de su actual equipo, el SL Benfica, y el español Fernando Llorente, a quien la Juventus lo ha colocado en el mercado. Dos futbolistas de renombre para un equipo con ganas de presentar batalla en poco tiempo para aspirar a ganar el campeonato nacional.

Y es que hoy en día pocos equipos pueden tener en sus filas a grandes jugadores sin realizar grandes inversiones ya que por muchos títulos obtenidos, el fútbol hoy día es un negocio en el que los grandes siempre van a percibir mayores cantidades para acudir al mercado que cualquier otro que lo haya ganado dentro del terreno de juego. Por eso, a menos que acuda algún magnate y se haga con un club, como en el caso del Valencia, el crecimiento deportivo de un equipo rara vez desemboca en un equipazo.

El conjunto ché firmó el pasado domingo una muy buena carta de presentación ante su público en Mestalla al salir victorioso del Trofeo Naranja que le enfrentaba al AC Milan. Ahí se pudo empezar a vislumbrar como las incorporaciones acometidas están dando sus frutos, y también como el canterano Paco Alcácer ha pasado de ser un niño prometedor a un presente y futuro de la entidad valencianista. Pudimos ver como Rodrigo y Alcácer parecían conocerse de toda la vida y sus conexiones e individualidades dieron el triunfo a un Valencia seguro atrás y con Dani Parejo en la medular, como amo y señor del partido. También se pudo ver las garantías bajo palos de este equipo y es que si Diego Alves es buen portero, Yoel no apunta a menos. Será una pugna bonita por la titularidad. Por otra parte la zaga valencianista ha sido reforzada con hombres como Nicolas Otamendi, Shkodran Mustafi y Lucas Orbán, ambos traspasados, la cesión de João Cancelo y José Luis Gayà que asciende del filial y va a tener ficha del primer equipo. En el centro del campo regresan Andrés Guardado, Jonathan Viera y Carles Gil tras cesión, y se le suma la cesión de André Gomes, que va a aportar muchas cosas como la gran amplitud de campo que abarca en la medular. Uno de los fichajes con más proyección para este nuevo curso es Rodrigo de Paul, por quien el Valencia ha pagado en torno a 5 millones de euros por el joven volante de 20 años de Racing de Avellaneda. En la línea de ataque encontramos a Rodrigo Moreno otra de las cesiones del Benfica al conjunto ché, sin duda el mejor fichaje realizado por la entidad hasta el momento.

Con estas incorporaciones y las que están aún por llegar muchos valencianistas sueñan con una temporada para recordar, y tienen motivos para creer en ello, porque este Valencia puede llegar muy lejos de la mano de Nuno Espirito Santo y con el desembolso que el multimillonario de Singapur está realizando.