A pesar de las dos últimas finales de UEFA Europa League en las que participó el SL Benfica (en Amsterdam ante el Chelsea y en Turín ante el Sevilla FC), donde salió derrotado en ambas ocasiones, la participación de los clubes portugueses en las competiciones continentales, tanto en UEFA Champions League como en UEFA Europa League deja muchísimo que desear durante el último lustro. Desde las ya habituales eliminaciones de los dos grandes exponentes del fútbol luso, FC Porto y SL Benfica, en la fase de grupos de la UCL (a pesar de ser cabezas de serie en los sorteos, aún, ambos), hasta las participaciones sin hacer ningún ruido de equipos como Vitória Guimarães, Paços de Ferreira, CS Marítimo, Sporting CP, Sporting de Braga… todo son malas noticias para el fútbol del país vecino en las competiciones europeas. A pesar de ello, hubo una temporada donde todo eso cambió durante unos meses. Una temporada donde el fútbol portugués rozó la imbatibilidad en Europa League: la 2010/11.

En la temporada 2010/11, la Primeira Liga (por aquel entonces Liga Sagres) tenía como equipos participantes en competiciones europeas a SL Benfica (clasificado directamente para la fase de grupos de la UCL), SC Braga (clasificado para la tercera ronda previa de la UCL), FC Porto (clasificado para la cuarta y última ronda previa de la UEL), Sporting CP (tercera ronda previa de UEL) y CS Marítimo (segunda ronda previa de UEL), y sólo el Marítimo no consiguió llegar a la fase de grupos, ya que cayó en la última ronda previa por 5-1 ante el BASE Borisov bielorruso, a pesar de haber dejado atrás al Sporting Fingal irlandés y al Bangor City galés. El resto de equipos se deshizo de sus rivales en las rondas previas y consiguió estar en la fase de grupos de sus respectivas competiciones.

Fase de Grupos

La fase de grupos de la UEFA Champions League no trajo buenas noticias para los clubes lusos. SL Benfica, que compartía grupo con Schalke 04, Olympique Lyon y Hapoel Tel-Aviv, quedó eliminado y cayó rebotado a la UEFA Europa League después de quedar tercero, igual que el SC Braga, que compartió grupo con Shakhtar Donetsk, Arsenal y Partizán de Belgrado.

Sin embargo, los clubes de la UEFA Europa League sí corrieron mejor suerte: Sporting CP quedó líder de su grupo por encima de LOSC Lille, KAA Gent y Levski Sofia, igual que el FC Porto, que superó a Besiktas, Rapid Viena y CSKA Sofia. Así, los cuatro equipos portugueses se encontrarían en dieciseisavos de una Europa League que sería histórica para el fútbol portugués.

Fase final

El sorteo de los dieciseisavos de final trajo duelos interesantes y, la mayoría de ellos, muy igualados. Sporting CP cayó por goal average (3-3) ante el Glasgow Rangers escocés, pero el resto de equipos lusos consiguieron superar sus duelos: SL Benfica ganó (4-1) al VfB Stuttgart, FC Porto se aprovechó del goal average (2-2) para superar al Sevilla FC y SC Braga consiguió superar su sencillo duelo (1-2) ante el Lech Poznan polaco.

En octavos de final arrancaría lo bueno. Al FC Porto le tocó visitar Moscú para finalmente ganar al CSKA Moscú (0-2 y 2-1), y SL Benfica y SC Braga superaron duelos dificilísimos. Las águilas eliminaron a un potentísimo PSG (2-1 y 1-1) y los gverreiros superaron sorprendentemente y por la mínima al Liverpool (1-0 y 0-0).

En cuartos se decidieron unas semifinales que serían históricas. El FC Porto volvió a visitar Moscú, esta vez para eliminar al Spartak y dejar destellos de una enorme superioridad (5-1 y 2-5). SL Benfica superó al PSV Eindhoven (4-1 y 2-2) y, finalmente, SC Braga volvió a superar una eliminatoria en la que era aparentemente inferior, esta vez ante el Dínamo de Kiev, y de nuevo de forma muy apretada (1-1 y 0-0).

Y entonces llegarían las semifinales. Tres equipos portugueses y uno español (el Villarreal). Unas semifinales ibéricas, y una oportunidad que no se podía escapar para el fútbol portugués. Portugal soñaba con ver su gran duelo, Porto – Benfica, en la final de un campeonato continental, y el sorteo dio esa posibilidad. Al FC Porto le tocó venir a España para enfrentarse al Villarreal CF, eliminatoria que consiguió ganar (5-1 y 3-2), de nuevo mostrando un juego maravilloso y una gran superioridad, y SL Benfica y SC Braga tuvieron que enfrentarse en un duelo fraticida donde, sorprendente, volvieron a ganar los bracanenses gracias al goal average (2-1 y 1-0). Finalmente, la final sería portuguesa y, a pesar de no ser la soñada por los lusos, sería un partidazo.

En la final, celebrada en el Dublín Arena de Dublín y arbitrada por el colegiado español Velasco Carballo, acabarían ganando los dragões gracias a un gol de un espectacular Radamel Falcao, que fue la estrella del partido y del torneo, donde anotó finalmente 17 goles, superando el récord de goles en Europa en una sóla temporada.

Las plantillas

Pasemos a analizar ahora, cómo no, las plantillas de los tres equipos portugueses que llegaron a las semifinales de esa histórica UEFA Europa League. Tomaremos como ejemplo las alineaciones de la final en caso de FC Porto y SC Braga, y las de la semifinal en caso del SL Benfica. Entre paréntesis en las imágenes, pondremos el equipo actual de los jugadores. Vamos allá.

FC Porto

 

El FC Porto tenía a uno de los delanteros centro más en forma del momento, y uno de los mejores delanteros del mundo actualmente: Radamel Falcao. También, tenía a jugadores que ahora son titulares en equipos importantes del continente europeo, como son Hulk, João Moutinho, Fernando, Otamendi o Freddy Guarín. Además de ese XI de maravilla, en la banca tenía a jugadores tales como Beto, Miguel Lopes, Raul Meireles, James Rodríguez, o el «Cebolla» Rodríguez.

SC Braga

 

Viendo la plantilla del SC Braga, es sorprendente, por duro que suene, que se plantase en la final de toda una UEFA Europa League. Un XI de jugadores muy poco conocidos, sin jugadores que sigan en el primer nivel en Europa, excepto los que siguen en Braga, y los que mudaron a la capital para jugar en el SL Benfica. En dicha alineación, choca que haya jugadores en paro, como Paulao (ex-Betis) o el peruano Alberto Rodríguez, y jugadores en ligas como la india (Miguel García) o en categorías inferiores brasileñas (Vandinho o Paulo César). Además, en la banca había jugadores como Quim, Hélder Barbosa y el jugador que estaba cedido, precisamente, por el FC Porto: Ukra.

SL Benfica

 

Por último, el tercer club portugués que llegó a semifinales de la Europa League fue el SL Benfica. A pesar de haber sido eliminado por el SC Braga, se hace evidente que tenía mejor equipo que los gverreiros. Poseía jugadores que siguen en Lisboa, como Maxi Pereira, Jardel o Luisao, jugadores que siguen teniendo renombre en Europa como Fábio Coentrão o Javi García, y jugadores que están en la última fase de una carrera con muchísimo renombre y exito, como Pablo Aimar, el «conejo» Saviola o la leyenda benfiquista Óscar «Takuara» Cardozo. Completaban la plantilla unos jovencísimos David Luiz, Nico Gaitán y Eduardo Salvio, entre otros.

Y así, cerramos el resumen a una de las campañas más exitosas del fútbol portugués en general en competiciones europeas. Una temporada difícil de repetir, y por la que muchos seguidores del fútbol lusos aún suspiran.