En La Bombonera se citaron Boca Juniors y River Plate. Los de Arruabarrena ante los de Gallardo. Osvaldo ante Teo, en un duelo de máxima altura que no defraudó a nadie. Boca Juniors dominó una primera mitad en la que no hubieron goles pero sí ocasiones muy claras para que el marcador se hubiese movido. Osvaldo primero a los nueve minutos estrelló un balón desde la frontal del área en el palo derecho de la portería que defendía Barovero y luego en el veintinueve Chávez desde el punto de penal erró sólo un gol que todo el estadio gritaba ya. Minutos después, River Plate contraatacó de manera maravillosa en una jugada lanzada por Teo Gutiérrez desde el costado izquierdo donde asistió a Carlos Sánchez, que entraba por dentro como una exhalación, y sin dudarlo un segundo golpeó una pelota que se topó en el travesaño. Así pues, con el marcador a cero para ambos conjuntos el colegiado dictaminó el final de los primeros 45 minutos de un Superclásico que hasta el momento sólo faltaban los goles.

En el comienzo de los segundos 45′  se pudo ver otra propuesta del Millo que con el paso de los minutos se desinfló y la historia entonces, fue la misma que la que se presenció en la primera parte; Boca dominaba, y proponía mientras que River Plate intentaba salir al contragolpe siempre comandado por un gran Matías Krannevitter.

En imagen Meli, gran destacado en Boca, y Maidana (River) al corte en un lance del encuentro. (Goal.com)

En imagen Meli, gran destacado en Boca, y Maidana (River) al corte en un lance del encuentro. (Goal.com)

Y entonces el Vasco movió fichas: introdujo a Gago, luego a Pavón, quien por cierto, más tarde anotó el primer tanto de la noche y más tarde a Pablo Pérez; el ex de Newell’s y Málaga consiguió el segundo gol del partido. Le salió la jugada perfecta y redonda al técnico xeneize  pese a que el Muñeco no se escondió e hizo cambios totalmente ofensivos dando entrada a Cavenaghi y Pity Martinez con unos minutos más que discretos del que fuera jugador de Huracán; apenas se ofreció por lo que generó poca profundidad.

Los tres puntos colocan al xeneize como líder en solitario en la tabla y con un plus de confianza para afrontar el plato fuerte de los tres duelos que disputarán en tan sólo 10 días, el tan esperado Superclásico continental, que medirá a ambos, nuevamente en Copa Libertadores el 7 de Mayo y el 14 de Mayo la ida y la vuelta respectivamente.

[soccer-info id=’12’ type=’table’ /]