Un nuevo talento aparece en la liga de Israel, Eran Zahavi. Este israelí con nacionalidad francesa está siendo la sensación de este campeonato que ya ha sobrepasado la mitad de la liga regular. Pertenece al Maccabi Tel Aviv, el equipo más potente del país.

A sus veintisiete años, Zahavi regresó a su país natal tras un periplo de dos años en el Palermo en el que no consiguió maravillar con el fútbol que en Israel si practica. Aunque juega en la media punta no destaca precisamente por ser un buen asistente, que lo es, sino por la innumerable cifra de goles que acumula a sus espaldas.

Un futbolista de ataque total que puede desempeñarse en ambas bandas pero sobre todo destaca en el carril central del ataque, por detrás del punta, para aprovechar sus buenas llegadas. También destaca por su buen golpeo a balón parado. Un diamante en bruto a pesar de la edad que tiene.

Este año ya son 17 goles en 15 partidos de liga, más dos en competiciones europeas: uno en la previa de Champions League y otro conseguido en la previa de Europa League. Un buen número de goles si se atiende a que su demarcación no es en la punta del ataque, aunque la mayoría de goles que ha conseguido a lo largo de su carrera han sido en la liga nacional. El año pasado ya marcó 31 goles en 44 partidos en toda la temporada.

Con esta trayectoria goleadora a sus espaldas sería buen momento para regresar a un campeonato que goce de mayor prestigio en Europa. Ya ha estado en la órbita de equipos del nivel del Tottenham, quizás un destino arriesgado viendo el nivel de los trequartistas del equipo londinense como Eriksen, Chadli, Lamela o Townsend. Lo cierto es que si no es en este mercado invernal debería salir en verano en busca de una aventura más ambiciosa.