Ronald Koeman en su debut como técnico en el fútbol inglés en Anfield (Foto: www.SkySports.com)

Ronald Koeman en su debut como técnico en el fútbol inglés en Anfield (Foto: www.SkySports.com)

En las islas a nadie se le escapa el dulce momento que atraviesa el Southampton de Ronald Koeman, segundo en la tabla a la misma distancia del líder (Chelsea) que del tercero (Manchester City): 4 puntos. Es decir, se ha colado entre el gran favorito a levantar el título liguero esta campaña y el vigente campeón de la Premier League.

8-0, 1-0, 0-1 y 2-0 son los últimos cuatro partidos ligueros de los saints. 12 goles a favor y 0 en contra, a una media de tres tantos por jornada. Y todo ello tras las ventas de Luke Shaw, Rickie Lambert, Adam Lallana, Lovren y Chambers, vendidos a equipos como Manchester United, Arsenal o Liverpool, y marcha por delante de red devils, gunners y reds en la clasificación.

En St. Mary’s, sólo un gol en contra en seis partidos, de los cuales ha vencido en cinco y ha empatado en uno: 16 puntos de 18 posibles. Un fortín. El West Brom es el único equipo que ha conseguido rascar algo de allí, por donde ya han circulado Sunderland, Newcastle, Stoke, Leicester y QPR, único conjunto capaz de perforar la meta de Fraser Forster cuando actúa como local.

Indudablemente, Koeman ha dado con el once ideal de uno de los equipos con las mejores canteras de Europa (no hay que olvidar que hablamos del lugar donde se formó Gareth Bale): Forster; Bertrand, Fonte, Alderweireld, Clyne; Schneiderlin, Cork, David; Pellè, Long, Tadic (aunque éste último rota según el partido con Sadio Mané).

Los saints se están mostrando como un equipo intratable al que resulta tremendamente difícil hacerle un gol y, a la mínima oportunidad que tiene, Graziano Pellè la empuja al fondo de la red. No es una escuadra excesivamente goleadora pero, de momento, no lo necesita. De momento le basta con las frecuentes incorporaciones al ataque de Nathaniel Clyne, de la garra en el centro del campo de Morgan Schneiderlin y de la calidad de hombres como el propio Pellè o el serbio Dusan Tadic. Y aún queda la vuelta al campo de Jay Rodríguez, prevista para finales de este mes.